domingo, 16 de marzo de 2008

EL DORMIDO PIERDE


El sabado en la tarde estaba en el cuarto de tele muy agusto pintando un cuadro para mi cocina que ya le tenía ganas desde hace tiempo. Puse musiquita y empezé a trabajar mientras Carlos iba al HEB a comprar nieve para ver la tele mas tarde. Al llegar me dijo que apagara por favor mi música, que porque iba a ver varios partidos de fut bol. ¡Aaahhh, no!,-le dije- porque ya me a pasado que ve el juego y se queda super getón antes de que se acabe el primer tiempo, y estaba invadiendo mi burbuja. Me dijo que para nada se iba a dormir, que porque tenía que verlos para comentarlos el domingo en el canal. Como ya lo conozco, le dije que si lo veía dormido y aparte roncando, le iba a pintar la cara, porque estaba segura que no iba a ver el juego ni siquiera en sus sueños, y yo tendría que escuchar el partido "deoquis", en vez de apagar la tele y poner mi música. Me dijo que no me preocupara, que eso no iba a suceder y creo que esta foto habla claramente de quién tuvo la razón.

No hay comentarios:

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)