miércoles, 29 de octubre de 2008

LA LONCHERA AMENAZADORA

La lonchera entrando a mi cuarto

Yo se que estoy mal por lo que voy a contar, pero que le hago.
Hace una semana me lleve en mi loncherita mi comida. No recuerdo que llevaba pero me imagino que algo "exis", con eso de que cocino maravilloso; bueno, pues no me dio tiempo de lavar mis utensilios y se me fue la onda y la olvide en mi trabajo, jueves, viernes, sabado, domingo y lunes y martes. Todos los dias llegaba y la veía y me decía que no se me olvidara y ya me acordaba cuando estaba en mi casa.

Hoy por fin me la traje a mi pequeño hogar y neta que le tengo un pavor abrir la loncherita porque lo mas seguro es que me voy a encontrar con unos hongos convertidos en moustros y como soy súper-hiper asquerosa estoy segura que de inmediato voy a devolver el estómago. Carlos siempre me hace bromas y me cuenta adrede asquerosidades para que me de asco.

Total, ahí sigue en la cocina, cerrada, observandome, se me figura que ya cobro vida y que arrastrando va a subir las escaleras y me va a despertar en la madrugada para decirme: "¡abremeeee. abremee!. Si pudiera neta que la tiraba con todo su interior, (a ese grado llego), o estoy tentada a esperar a que llegue la Sra. Martha que me hace el quehacer hasta el viernes y que es mi única salvación para abrir a la susodicha.

Hace rato baje por agua y ahí estaba, esperandome con sus dientillos de ciper naranjosos, y le saque la vuelta.

Como se pueden dar cuenta, mi vida es tan "interesante" que le doy importancia a una simple lonchera que tarde o temprano, la tendré que enfrentar.
¡tengo miedo!

domingo, 26 de octubre de 2008

ESA SOY YO


Imaginate que vas en tu carro rumbo al trabajo, de repente, se atravieza una camioneta como la tuya y vez que hay alguien que se parece a ti dentro del carro. Te acercas y vez sorprendida que eres. Esa yo, trae la misma ropa, el mismo peinado y se ve que es pésima copiloto porque se esta pintando en todo el camino. Llega al trabajo y se baja, tu te bajas detras de ella y la empiezas a viborear.

Nunca te has visto por atras, y no sabes si se te ve bien el pantalón, si en el cabello se te formó un rebelde remolino, y lo mas seguro es que no te agrade mucho el caminado o se te haga chistoso. Apresuras el paso para estar a un lado de yo y en el elevador le sonrío porque estoy segura que me regresará la sonrisa. Llega álguien que la conoce y me conoce y ahi me doy cuanta de lo campechana que hablo y cómo gesticulo; no me gusta mucho su voz que en la mañana se escucha medio chillona y modorra a la vez. Digo cualquier mensada y me presento como Adnaloy (Yolanda al reves). Ella trae un café enorme en la mano izquierda y anda muy cargada de tiliches: que si la comida, algún cuadro que le encargaron, algunos papeles y no se le ven muchas ganas de empezar su día laboral. Se abre el elevador y se despide de mi, se sienta en el mismo lugar que yo y saluda a su compañero y amigo de al lado. Empieza a diseñar desconectandose del mundo que la rodea para empezar a crear. Si hay una junta de esas repentinas que le chocan y me chocan, sería muy interesante ver que es lo que aporta, ya que no le gusta hablar en público y se pone nerviosa, yo me daría cuenta inmediatamente si lo estoy y si cantinfleo o habló bien. Si la veo platicar con álguien me daría cuenta si esta agusto, si le da flojera o si no le interesa la platica.

Es un sueño alucinado como muchos que tengo de repente, pero sería genial ver como realmente eres, verte cara a cara sin necesidad de un espejo y convivir, hacerte tu amiga y aceptarte a ti misma. Estoy segura que la mayoría nos criticaríamos mucho porque somos muy exigente con nosotros mismos mientras que con otra gente no seríamos tan duros.

La única vez que me he visto, fue una madrugada que estaba muy cansada y que después comprendí que me había desprendido y me ví acostada dormida mientras yo estaba asustada en el techo. También veía a mis hermana getonas y un reloj que veía pasar el cambio de los minutos lentamente. Como fue algo nuevo y desconocido, (pues aunque no lo crean, mi cuerpo se desprendío, yo creo por el cansancio pues estaba desvelada estudiano para un examen), pero me vi moverme de lado al lado nada tierna, al contrario, traía una pierna en el aire apunto de darme un sopetón. Luego comprendí lo que paso y ya no me volvió a pasar.

Mañana empezaré mi dia con Yol que no se ve ella misma, mas que en un video si me grabara. Sigo sorprendida en que solo me puedo ver las manos, y los pies, y si tuviera unas super bubis, tampoco veería mi comida, ¿raro no?. No se que haríamos sin los espejos, creo que sería todo un misterio y le preguntaríamos al de a lado como somos.

Bueno, ya aluciné mucho y sin fumarme un churro, pero se me hizo muy bueno el ejercicio. Ya es hora de volver a la realidad, y vere a la gente como me ve, que es simplemente como yo los veo.

miércoles, 22 de octubre de 2008

A LOS 14


Esta soy yo a la edad de 14 años en la cual tengo mas noción de vivencias que en otros años.

Ese día, mi mamá me levantó a las 8 de la mañana para tomarme esta foto porque quería acabarse el rollo. Yo, todavía modorra y con cara inchada fui obediente y me deje retratar. No crean que tengo buena memoria, asi viene escrito el reclamo atras de la foto.
Este enorme blusón que traigo puesto era mi orgullo y mis mejores trapos, tenía figuras de unos egipcios con estampados verdes que desgraciadamente cada que me lo ponía me encontraba a Alvaro, el niño que me gustaba, que nunca me peló y que siempre me veía con la misma ropa.

A esa edad era muy flaca, pesaba como 50 kilos y media ya arriba de 1:70 y aún me faltaba crecer. En el colegio me decían "Vitos" de cariño y estaba en la escolta. Era muy divertido cada lunes de asamblea en el que te paseabas con 4 garruchonas mas por todo el patio con la orgullosa bandera que luego en pleno evento cívico, terminaba atorada en la cancha de basquet.

A los 14 ya disfrutaba de las pijamadas en casa de las amigas y era toda una hazaña que los papás te dejaran quedarte en alguna casa ajena; a casi nadien dejaban pero a mi si. A esa edad fui a infinidad de quinceaños y desde esa epoca ya criticaba lo ridículo que andaban mis compañeras vestidas de rosa pastel y bailando con sus 15 chambelanes, nunca lo entendí. Era obvio que los niños se arrinconaban a un lado y las niñas del otro. Si lograba que alguien me invitara a bailar, luego luego me volvían a sentar porque estaba muy alta para ellos.

A esa edad, me ponía los relojes en el pelo, me encantaban los triki-trakes y coleccionaba cosas moradas. Los juegos que mas disfrutaba era contestar y pasar los chismografos y saltar en el elástico. Me sentía como pez en el agua en mi salón con 32 viejas que nos conocíamos desde que estabamos en primaria y algunas desde el kinder.

A esa edad me ilusionaba y me iba a un telefono público para hablar a una estación de radio para pedir la cancion de hombres G "Te quiero", para luego irme corriendo a mi casa a esperar la rola que a veces ni me complacían. Una vez le hablé a mi maestro de sociales que era locutor para pedirle la tarea a lo que me dijo que estabamos en vivo y que lo esperara mientras en el teléfono para luego regañarme.

En el Colegio fui buena con mis amigas y mala con las que me caían mal y hasta recuerdo que molestaba a una y le tiraba su carpeta al basurero no mas porque me daba la gana. También le agandallaba el lonche a mi hermana Paty y a sus amiguitas en el recreo o les ponchabamos su pelota. A esa edad ya queríamos pintarnos y fumar y las monjas nos regañaban si traías pintada la rayita de los ojos y de repente te salian de sorpresa por la ventana y te quitaban el espejo o las pinturas. que ironía, ahora que puedo hacerlo no me pinto mucho.

Me juntaba con Alma Rosa y Vero. tan larguchonas y flacas como yo. Alma era un desmadre, Vero una enamoradiza y yo muy miedosa. Alma y yo moríamos por los primos de Vero y Vero por mi hermano. También perseguíamos a uno que otro pretendiente pero siempre de la manera mas mensa.

No me acuerdo si quería ser algo de grande, ni tampoco si tenía sueños pero me imagino que si los tenía.
Los 14 años es una edad tan rara, en la que no eres ya una niña pero tampoco una mujer, no eres bonita y las espinillas se apoderaban poco a poco de tu cutis. Lo que si recuerdo fue que fui muy feliz y que a pesar que ya había broncas en mi casa disfrute al maximo esta edad, tanto que nunca quise cumplir mis 15, y ya que los cumplí se me fueron de volada los años.

Ahora que veo mis fotos pubertas y feas me da gusto saber por todo lo que vivi para llegar a donde me encuentro ahora, con la edad mas que dobleteada pero con la madurez y la satisfacción de saber que en el fondo a veces, sigo teniendo 14.

domingo, 19 de octubre de 2008

YO NO AMO AL FUT BOL



A mi nunca me ha llamado la atención el futbol, a menos que sea un mundial y juegue la selección, pero ningún deporte me interesa, y el fut bol mucho menos.

También me desespera el desgaste mental en todos esos programas futboleros en los que analizan un partido, y se la pasan toda una valiosa hora suponiendo, criticando y analizando los hubieras y hasta se llegan a molestar. Señores, ¡ya pasó!, entiendanlo, un partido es un partido y no hay vuelta de hoja; si gastaran esas energías en hacer una rica carne asada, no les saldría tantas canas, la verdad me dan mucha hueva.

Bueno, pues con todo y eso, estoy casada con un periodista deportivo que escribe sobre el futbol, dice las noticias deportivas en la tele, tiene un equipo virtual y por si fuera poco también le encanta jugar futbol en las noches después de trabajar y pa' acabarla mi suegro fué futbolista profesional, y que no se pongan a platicar porque hablan de todo un mundo futbolístico que desconozco y ni como hacerles segunda...

Siempre me dice que es su trabajo y que él no es un fanático, eso lo tengo claro, ya que aquí si hay muchos loquitos que viven, sueñan, aman, comen, lloran y sufren el fut.

La única manera que medio me hace sentarme a ver un partido con él es comprandome papitas, fritos, y cheve, asi si me siento, pero mientras duran las papas, porque de rato ya estoy ideando y me le quedo viendo el techo, o el librero, y me distraigo y ya me levanto hacer otra cosa. Siempre le pregunto que a quien le vamos, y ya con eso le pongo un poco mas de atención, pero solo un poco.

Pero ayer mi Chispagel se explayó. Vio tres partidos: dos desde la tele al mismo tiempo que tenía la compu prendida, y terminando se aventó otro partido, hasta que le dije con gripa y voz mormada: ¡DO BABES!, ya es too much!, suficiente, finish, basta, YAAAAA!!!!!

Lo puedo entender porque cuando vamos a un museo, el se aburre y se avienta de volada todo el recorrido como si tuviera scaner y yo me tardo y le pongo mucha atención a cada cuadro. Aún así, creo que es bueno que seamos muy diferentes porque cada uno descubre cosas nuevas con el otro, como conocer un estadio en otro país.

Ni modo, asi es esto, de estar 50% de acuerdo y el otro 50 en agarrarle cariñito a lo que realmente nos apasiona y que de todas maneras creo que hacemos equipo juntos.

jueves, 16 de octubre de 2008

"CONVERSANDO" EN EL ELEVADOR

Y= Yol
2P= 2 Personajes


Y= ¡Hola!, ¿como están!

2P= bien (a coro)

Y= ¿que hacen por aquí?

2P= venimos a un curso

Y= ¿van al 6to piso?

2P= No, vamos al 5to

Y= ¿Ahí tienen el curso?

2P= No, en el 6to, ¿no sube hasta al 6to?

Y= No, solo llega hasta el 5to

2P= ¿tu a que piso vas?

Y= también al 5to

2P= ¿No estabas en el 6to?

Y= Estaba, ahora estoy en el 5to

2P= Nosotros vamos al 6to

Y= Con esta conversación no vamos a llegar a ningún lado, ¡adios!

2P= si, al 5to...

Con razón tenia mucho que no platicaba con ellos...

lunes, 13 de octubre de 2008

EL PEOR SENTIMIENTO

Una idea muy clara y firme que tengo en la vida desde hace tiempo es tratar de ser feliz con lo que Dios, la vida, el esfuerzo y la suerte me brindan. Nunca me he fijado en el de al lado, y la verdad, eso es algo difícil en una ciudad tan elitista como en la que vivo, que todo se mide por sectores y estatus social. A mi sinceramente, me vale madre.

Después de muchas cosas buenas y malas que me han pasado en la vida, no puedo clavarme y desgastarme en lo que yo no tengo y los demás si. No se si me oigo mediocre pero creo que hay cosas tan importante y tan simples que se pueden valorar y no lo hacemos, sobre todo en estos tiempos dificiles como: tener a la familia, tener a alguien a quien amar y ser correspondida, tener buenos amigos, alguien en quien confiar, tener trabajo, salud, techo, caminar, ver, respirar, valorar un cielo maravilloso, ver crecer a un niño, ver los colores de las flores, son tantas y sencillas cosas que creo que soy muy rica; pero que pasa cuando un diablito se me mete de la nada en la mente y me dice que voy contra corriente y me venda los ojos y de repente todo lo veo oscuro, entonces experimento un sentimiento que antes no existía en mi vocabulario y que se llama envidia.

La envidia la he experimentado y no me gusta nada, se me hace una palabra tan fuerte. ¿porque unos si y yo no?, ¿porque yo batallo y otros no?, ¿en que me he equivocado?, ¿hay una formula para lograr lo que deseas, que todos se la saben menos yo?, y la respuesta es tan simple que no se porque me enredo. Siempre seremos los de en medio, (A menos que pertenezcas a la familia Slim o que hayas nacido con bastante estrella y todo lo bueno te pase) o sea que siempre habrá gente mas fregada y con mas problemas que tu, y siempre abra gente con mas suerte y menos fregada que tu. Así de simple; y no se trata de medir problemas, sino valorar y sacar lo mas valioso de ti para ser fuerte y estar en paz y feliz. Ese es el cd que se me perdió y tengo que encontrarlo y meterlo nuevamente en mi cabeza.

Creo que en parte es normal que sienta eso porque para empezar soy humano, pero es algo que no había experimentado antes, por eso me desequilibra un poco. Tampoco ando deseándole el mal a nadie, jamás lo haría, simplemente me pongo analizar en el esfuerzo que a veces hago en muchos aspectos, las veces que he caído y me he tenido que volver a levantar y veo que hay personas que sin esforzarse nada ni valorar nada logran todo. En hora buena por ellos!

Creo que de todo sacas una lección y creo que pronto la tendré, lo malo en mi, es que soy como niña chiquita que todo me pregunto y hago mis propias conjeturas pero no tengo las respuestas correctas.

Lo que si estoy segura es que todo, absolutamente todo es pasajero: la tristeza, la depre, la alegría, el enojo, el tener sentimientos negativos que con el tiempo necesario cambiaran a positivos, el estado de ánimo, hasta la vida misma es pasajera; así que mientras dure mi rachita gris, que ya quiero que pinte de otro color, me enfocaré en lo que realmente creo y me mantiene fuerte: voltear al cielo y ver que hay alguien allá arriba que tiene un plan para mi, difícil o fácil pero sabrá como lo afrontaré y sabe que ya lo tengo, solo es cuestión de empezar y volver a creer.

sábado, 11 de octubre de 2008

EL VIAJE DE LAS MARIPOSAS


Las mariposas se siguen despidiendo de la ciudad. Cada día se ven menos pero aún asi son muchas. Todas siguen yendose hacia el sur y ya se siente el aire otoñal que para mi es la mejor estación del año.
Fue increíble ver cientos de mariposas en la ciudad pasando por un mismo sentido, hubo una que la segui con la mirada y tuvo la precaución de esperar a que pasara un carro (no se porque vuelan de repente tan bajo), la esquivó y atravezó la calle; luego se topó con un edificio mediano y lo subió todo para luego encontrarse con otras comadres amarillas y la perdi de vista.
Me hubiera gustado seguirlas (como si no tuviara nada que hacer), y preguntarles para cuando tienen planeado estar todas juntas en su santuario, por que ciudades pasaran y donde pasaran las noches (ya me imagino hablandole a Carlos de un viejo y solo telefono público en medio de la carretera en Querétaro avisandole que ando con las mariposas y que regreso en primavera). Estaba tan engentada y embobada como Meg Ryan en "Un Ángel enamorado", (asi de hermosa me debí ver con la bocota abierta); pero antes de que un carro me atropellara como a ella, bajé la cabeza y volví a mi camino habitual de ser una mariposa sin alas que tiene muchas cosas que hacer en la ciudad.

miércoles, 8 de octubre de 2008

CUANDO LA METES, NO HAY VUELTA ATRAS

Quien en su sano juicio, en un momento o dos o cuatro de su vida ha metido gachamente la pata. Creo que ninguno a estado exento de regarla alguna vez.

La última que recuerdo hace poco fue haberle dicho a una amiga cuando me enseñó unas fotos:

-¡Mira, apoco ella es tu tía, se parece mucho a tu mamá!
A lo que me contesta:
-¡Soy yo pendeja!...

Pues ya ni como arreglarlo

Cuando estaba en la prepa recuerdo que a veces tomaba la 5A que me llevaba al colegio y era de ley que te encontraras a alguien conocido en el microbus. Un día me encontré a una compañera del colegio, teníamos examen final con "La Sombra", el maestro de física, (ya se imaginarán como estaba el individuo, muy apenas se veía y era muy bajito).
En pleno camino vociferé contra este pobre cuerdita echándole lo perro y méndigo que era, hasta que vi que en mi parada "la sombra" se levantó atrás de mi y me aventó una mirada amenazadora. Casualmente me llevé física hasta extraordinarios.

Otra que me pasó horrible y que no se lo deseo a nadie fue escribir un correo hablando de una persona con copia a esa persona. Me acuerdo que cuando me di cuenta me puse por un momento verde morgue y se me bajo la sangre a los talones y hasta se me nublo la vista.

En otra ocasión estaba con mi ex jefe y de pronto se escuchó una risa como de loquita desquiciada y pensé en voz fuerte:
-¡Orale, quien se esta riendo como guajolote!-
A lo que me contestó que era su hija...

Pero mi amiga no se queda atrás, no digo nombres pero ella sabe quien es.

Una vez se tomó una foto instantánea con varios amigos en un restaurante. Cuando tomaron la foto ella estaba en una orilla. Cuando todos se esperaron a que apareciera la imagen, lo primero que se vio fue un brazo en la orilla a lo que ella comentó:
-¡Nombre, que gordo salio mi brazo, que barbara, que goooorda estoy!
Y en eso apareció la cara de otra chava....

¿como se arregla una situación de esas?

Luego en otra ocasión, este mismo personaje en un estacionamiento vio que alguien se estacionó en el lugar que es para los discapacitado. Muy segura de si misma (y yo y otras amigas con pena ajena) se acercó al carro, le tocó el vidrio a una señora y le dijo que ese lugar era para discapacitados. Acto seguido la señora abrió la puerta y lo primero que sacó fue una pierna tiesa y enyesada....Ni modo, No le quedó mas que pedir disculpas.

Cual es la tuya??

domingo, 5 de octubre de 2008

A EMPEZAR LA SEMANA...


Quisiera ser libre como este perro que de seguro se le escapó a alguien que lo quiere poner a trabajar, quisiera decir que llego contenta de mis vacaciones pero no; me gustaría tener una semana mas para asimilar que regreso a los horarios, a las carreras, a el estres (que para mi son cuatro) a la rutina y al mundo laboral.

Mi semana de descanso estuvo genial y me desconecté de todo. El andar en la carretera rumbo a McAllen con mi amado sin horarios, contemplando el movimiento de las nubes, escuchando una buena canción, decirle a mi Chispagel cariñosamente que le baje a la velocidad, el tener los pies descalzos arriba de la guantera, andar en mezclilla y chanclas y disfrutar de el viaje en línea horizontal de las miles de mariposas monarca y las amarillas, que me imagino iban a emigrar a Morelia, no tienen precio. Bueno, todo iba bien hasta que ví un montón de éstas chocando con el vidrio del carro y dejando su hermoso color amarillo y naranja embarrado en el carro. Sentí como cuando quitan de un fregadazo una música tierna de fondo.

-¡Ni modo que las esquive!-Me dijo Carlos-, y como andaba media sensible y ridícula como me diría mi amiga Alma, me puse a pensar en como hasta las mariposas tienen accidentes. Luego en el camino medité y me quedé con la duda de que ¿a donde van las mariposas cuando llueve?, luego me fui con otra pregunta que ni al caso: ¿Cómo construyeron Venecia? a lo que Carlos mejor le subió a la música.

También regresé a mis orígenes: A mi hermosa y tranquila ciudad de Saltillo. Me sorprendió ver muchos pasos a desnivel, sin muchos carros, pero que bonito se vé.
Me acuerdo cuando estaba en secundaria y escuchaba en la estación Stereo Saltillo (que por cierto tienen la misma tonadita de aquellos años) y el locutor decía que había 2 x 1 en las famosísimas MMpizzas y al mensionar la dirección decía orgullosamente: ..."Las pizzas están, por nuestro querido, y único paso a desnivel" y ya todo mundo sabía donde quedaban. Pues si, ¡cómo ha cambiado la ciudad que ya hasta Liverpool tenemos!. Si hubiera un tren-metro que conectara Saltillo de Monterrey, de seguro seguiría trabajando en Monterrey, pero viviría en Saltillo.

Eso si, el fríecito helado de la madrugada sigue haciendome temblar, pues ya me desacostumbré al clima fresco.
Para que se sintieran mas las vacaciones, nos quisimos hospedar en un hotel, claro, mi madre con carita media sentidona pero biendose según ella muy cool (¡te conozco madre!); pero por andar de novedosos y subestimar a mi pequeña ciudad pensé que nadie se hospedaba en mi rancho y nada, a las 11 de la noche estabamos buscando hoteles porque los que fuimos estaban llenos. Luego en la mañana recibir la llamada cariñosa de mi mami diciendonos que ya tenía listo y calientito el desayuno tampoco tiene precio.

También dibujé mucho, pinté, dormi enorme horas sin vergüenza, vi a mi familia, arreglamos mi casita, salimos, fuimos y venimos. Todos los minutos los aprovechamos al máximo.

Ni modo, a lo que sigue y empiezo a llenar mi tanque de gasolina para empezar a adaptarme a mi semana laboral, o para hecharme a correr como el perro.

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)