miércoles, 28 de mayo de 2014

LAS MARAVILLOSAS 24 HORAS DE GABY

Por una desconocida razón Dios la llamo exactamente en su aniversario de bodas. 

Recuerdo hace 12 años cuando me habló a Saltillo para convencerme de asistir a su boda, a lo que yo le respondí: -¡¡Como crees Gaby, al día siguiente de tu boda me caso y si me desvelo voy a traer unas ojerotas, soy la novia!!!-. En cambio Carlos si fue a su boda.

----------------------------

Cuando éramos novios Carlos me hablaba mucho de Gaby, y a ella de mi, tanto que ya la quería sin ni siquiera conocerla. Unos días antes de nuestras seguidas bodas (que ninguna pudo ir a la de la otra) fuimos a la misma tienda a la misma hora a la prueba de vestido sin ni siquiera conocernos físicamente. Tiempo después al conocernos lo dedujimos.

Ella ya vivía en Nueva York pero eso no impidió que siguiéramos en contacto y nos enviábamos emails súper largos contándonos como nos iba en nuestras vidas. Recuerdo toda su etapa de embarazo en fotos y como recibió la doble bendición de tener unas hermosas gemelas con síndrome de dawn, (Tiare y Kiana) mismo que se enteró el mismo día de sus nacimientos.
Gaby y fam. by Yol

Siempre estuvo al 100 en todo lo que hacía y con una energía y alegría que contagiaba a todos a su alrededor. Siempre apoyó a Carlos cuando la necesitó en momentos de crisis y siempre estuvo ahí para él, siempre tenia las palabras exactas.

Pasó el tiempo y se cambió a vivir a Houston. Al año tenía visitas esporádicas a Monterrey y siempre había un momentito para vernos o hablarnos, y si no había tiempo, la veíamos en el aeropuerto para platicar en lo que salía su vuelo; siempre buscaba la manera de estar presente.
        
Un día recibí una llamada sorpresiva en mi trabajo, era Gaby. Recuerdo que era mi cumpleaños y a parte de felicitarme me pidió un gran favor: quería que Carlos y yo viajáramos a Houston inmediatamente para traerla a ella y a las gemelas de regreso a Monterrey para que le hicieran una operación. Nos pidió no comentar nada a nadie pero al parecer no andaba bien de salud. fue en el 2009.

Sin pensarlo partimos una noche en un camión de segunda viajando con puros viejitos quejumbrosos y llegamos al día siguiente 4 horas mas tarde de lo acordado porque se descompuso el camión. Ahí estaba ella con su sonrisa y sus princesas. 


Carlos y Gaby con Tiare y Kiana, Houston, Tx 2009

Carlos estaba un poco nervioso porque nunca había manejado carretera gringa y tenía la responsabilidad de llevarnos a todas de regreso, pero todo salió bien. Ella nos pidió una vez mas que no mencionáramos nada a Gio (su esposo) y solo le dijo que se operaría de la rodilla. Al día siguiente Gio se quedo con las niñas y los tres nos salimos todo el día; recuerdo que Gaby nos enseño la ciudad y en el camino llegó mi hora de inyectarme cerca del ombligo (porque estaba en un tratamiento y no me atrevía hacerlo yo misma) así que  ella se metió en un estacionamiento, apago el carro y agarró la aguja y solo me dijo: ¡Ahí te voy mi Yola! y ni me dolió. En la noche entramos a un bar gay llamado Anitas'Bar y las dos nos pusimos a bailar y nos daba risa ver a Carlos todo traumadillo regañandonos. Gaby parecía niña chiquita, estaba feliz de tener el día entero para ella. 

Llegó el domingo y partimos en su camioneta rumbo a MTY. Gaby manejó hasta San Antonio y Carlos de San Antonio hasta MTY. Recuerdo que hicimos solamente una parada para comer algo y me impresionó mucho lo bien portadas que iban las princesas y lo audaz y práctica que era ella cambiando pañales al mismo tiempo.

Hicimos como 6 horas de carretera, y mientras Carlos iba cauteloso manejando, Gaby se sentó en medio y puso un CD ochentero para que adivináramos las canciones e inventaba juegos de preguntas y respuestas y nos entretuvo cantando parte del viaje. Llegando a MTY y ya instalada con las niñas en casa de su hermana Tercy,  pudo operarse sin decir realmente lo que tenía (pese a que la operación duró muchas horas)  todo salió tan bien que regresó tranquila y llena de salud nuevamente.



Gaby y Domy 2010
Pasó un año y Domy nació; coincidió que en esas fechas Gaby estaba de visita en MTY y fue a mi casa con su enorme sonrisa y su alegría de siempre a conocer a la recién llegada que apenas tenía 2 meses. Al salir de la casa para despedirnos, de pronto soltó en llanto; había aguantado mucho tiempo sin decir nada y una de sus preocupaciones  era la enfermedad que parecía amenazaba con regresar. Le supliqué que le contara todo a Gío cuando me contó que una vez salió de una clínica sola y en la sala de espera se quedó un rato a que se le pasara la anestesia para salir de pie y seguir con su vida como si nada. Nunca dijo nada porque no quería mortificar a nadie, creía que ella sola podía con todo pero ese día si se desahogó, pero aún así seguía fiel a su idea de callar lo cual no estaba de acuerdo pero la apoyábamos.

Después de superar nuevamente por lo que estaba pasando, la tranquilidad regresó a su hogar y meses después nos dio la grata noticia que estaba embarazada; en esos meses me enviaba muchos email informando de todos los productos que son dañinos para la salud y que provocan cáncer. Ella se encontraba en la mejor etapa de su vida y quería que todo el proceso fuera natural, así que se alimentó de cosas orgánicas y prefirió buscar una partera y quería que Angelique, su bebé naciera en su casa en un proceso bajo el agua, con medicina natural y creo que sin anestesia. Me enviaba vídeos increíbles de su nueva casa que parecía estaba en medio de un bosque donde en la terraza ella meditaba y disfrutaba de la paz y energía y todo eso lo combinaba con las terapias de las gemelas (y a veces lidiando con la ignorancia del hombre hacia con ellas). Siempre estaba con unas energías para todo que no se como le hacía. 

A mediados del 2013 nació Angelique sana y hermosa y me compartió otro video donde esa pequeñita la tomó de la mano y no dejaba de verla.
   A finales de ese mismo año Gaby le platicó a Carlos que las niñas ponían sus manitas en su abdomen; ella tenía fuertes dolores y un día la tuvieron que operar de emergencia. Fue ahí donde Gio se enteró de lo que había padecido en años anteriores y de la impactante noticia de que estaba invadida de células cancerígenas y no le pronosticaban más de un mes de vida; Gaby no confió en el diagnóstico y le dijo a Carlos que su único médico era Dios y que no se haría quimioterapias porque solo le daba un 3 % de mejoría. 

El 2014 estaba por iniciar y unos días antes de que se acabara el año nos envió un mensaje de voz con la misma energía de siempre diciéndonos que le esperaba un año lleno de muchos retos pero que lo iba a lograr ahora si de la mano de Gio, del apoyo de su familia y sobre todo de Dios. El mensaje fue tan bonito que logró hacerme llorar y me impresionó que Domy me limpiara tranquilamente las lágrimas y me pidió que no llorara, me dijo: ¿Me ves llorar a mi?, no verdad? entonces no llores, todo va a estar bien, yo te cuido ¿si?, y me dio un fuerte abrazo. Mi niña de 3 años me calmó.


Mensaje de Gaby
Houston y Monterrey quedaron cortitos con el viber que me instaló Carlos en mi teléfono exclusivamente para las dos; ahí nos enviábamos mensajes de voz en tiempo real, vídeos hechos by yol con Domy para ella donde bailábamos en pijamas la canción de By Happy de Pharrell Williams . Le enviaba chistes contados cantinfleadamente por mi, que aunque no daban mucha risa, ella me llenaba mensajes con muchos "jajajajajajajajajaja" y me dijo que era la única que no hablaba de su enfermedad, aunque había días que teníamos que hacerlo. Había palabras como "bendito cáncer, bendita depresión" que me escribía y que yo admiraba porque de esas fuertes palabras le sacaba algo positivo. 
Corazón para Gaby, Domy 2014


Los meses se le complicaron con la depresión severa de Gio, que aparte de lidiar con su enfermedad, tenía que atender a su bebita, seguir llevando a las niñas a sus terapias, y ayudar a su esposo también; solo Dios le daba la energía y fuerza que necesitaba para estar al pendiente de todo para no dejar a sus niñas desprotegidas, pero a veces no podía más. Todo era más complicado allá y por fin decidió atenderse en MTY, así que un día de febrero llegó a monterrey solita con su bebe en brazos y por fin la pude abrazar desde la última vez que nos vimos. 

------------


Los últimos dos meses y medio se fueron rápido para mi, pero no para ella; pudimos convivir una vez más y me impresionaba mucho su actitud, su alegría en medio de tantas preocupaciones estando lejos de sus gemelas y pudimos cargar y convivir con la bebe; fue la última vez que la vi bien.

Gaby salió antes de lo previsto del centro donde se atendía y un día recibí un mensaje de voz donde me pedió que le contara un chiste, que la hiciera reír o reflexionar o le enviara un video; la verdad se escuchaba muy mal y dijo que eran los meses más difíciles de tu vida. Yo sinceramente no sabía bien que pedirle a Dios, pero si estaba segura que lo que él hiciera en ella y en su familia aunque no lo comprendiéramos sería lo mejor. También tenía muchas esperanza de que se manifestara un milagro en ella, porque no podía comprender que tres princesas se quedaran sin mamá y la más chiquita ni siquiera había cumplido el año.
---------------

Carlos y yo estuvimos siempre pegados al celular pero no había noticias de ella, hasta que un día puse el silenciador para entrar a una junta y al salir vi un mensaje de Tercy diciendo que estaba muy grave en el hospital. Así que me salí y fui a verla; ahí me encontré a su mamá tratando de colocar nerviosa dos fotos hermosas de Gaby afuera de la puerta de su cuarto; yo pedí cinta a una enfermera y al querer ayudarla me quedaron más chuecas las fotos; luego conocí a Mony, la hermana que había oído hablar mucho de ella pero que me faltaba conocer ya que vivía en el Salvador y parecía que la conocía de años porque tiene la misma voz y es igual de simpática que ella; también estaba su amigo Juan que nunca se despegó del hospital y era el que nos mantenía informados de todo. 

Carlos llegó minutos después y pudimos tener la bendición de verla. En cuanto entramos al cuarto Gaby abrió mucho los ojos mirando a Carlos y trató de decir mi nombre; él la abrazo mientras sus hermanas, su mamá, Juan y yo no pudimos evitar llorar también.

Al día siguiente regresamos muy temprano al hospital y se veía diferente, pero nunca dejó de ser hermosa; nos daba impotencia escuchar que se quejaba y me atrevería a decir que estaba en agonía; nos dio muchísimo gusto ver a Gio mejorado y entero tratando de ayudarla sin lograrlo. Salimos callados, pensativos y preocupados. Esa noche como cada noche y cada día me dormí pensando en ella, siempre en forma positiva.

Nunca me levanto al baño en la madrugada y esa vez lo hice a las 5:05 de la mañana; lo sé porque miré el reloj de mi teléfono; me volví a dormir y a las 6 me volví a despertar y solo de curiosa volví a ver mi teléfono y ahí estaba el mensaje que esperaba pero que no quería ver donde Juan me avisó de su partida a las 5:05 de la mañana. Yo lo esperaba, pero no es lo mismo prepararte a que ya sea una realidad. Ya no pude dormir y de inmediato me metí a bañar. Le avisé a Carlos y solo se volteó y se durmió. Despertó a las 8 como si nada dandole los buenos días a Domy y se fue hacia la cocina y de repente lo escuché llorar muy fuerte y fui a abrazarlo sin decirle nada.


Otra cartita de Domy
Domy me dijo que le había hecho una cartita más a su tía Gaby y le dije que ya estaba en el cielo a lo que ella me respondió: -Bueno se la mandamos en un globo-;  creo que entiende bien el concepto de dejar este mundo.

Yo en ratos estaba calmada y luego lloraba muchísimo, tanto que no me despegué en todo el día de mis oscuros y grandes lentes; pero donde ya no pude fue en el carro cuando Domy nos pidió que le pusiéramos la canción Libre Soy de la película Frozen.  Mientras escuchaba sin poner atención a la canción me imaginaba a Gaby volar feliz mientras se desprendías de su cuerpo enfermo y en eso sin querer, escuché esta estrofa:


..Mirando a la distancia pequeño todo es
y los miedos que me ataban
muy lejos los dejé
lejanía me haces bien, ya puedo respirar
lo sé a todo renuncié
pero al fin me siento en paz
Libre soy, libre soy… el viento me abrazará
libre soy, libre soy, no me verán llorar…


(Siempre la recordaré con esa canción)

--------------------------
Carlos se vistío con una camisa rosa palo y le dije que cualquier color usara menos el rosa, y me dijo que a ella le iba a gustar, y que razón tenía porque en el funeral todos íbamos de negro y blanco y solo su familia iba de color. 

Al día siguiente fue nuestro aniversario de bodas num.12, y era inevitable no pensar que un día antes era el suyo con Gio y recordamos de nuevo aquella llamada que me hizo 12 años atrás.

Fuimos a su misa y no se porqué Domy me insistía mucho que quería conocer a Dios y me preguntaba que quién era y donde estaba y que si yo ya había rezado por él; yo la verdad tenía la mente en blanco y quería darle una buena respuesta y solo le dije que estaba en su corazón, luego cambió el tema y me preguntóaba por ella. Ese día fue muy especial para mi, tanto que me cambió la perspectiva de la vida. Nunca me imaginé o esperé el regalo que ella nos dio a todos los presentes cuando al final de la misa Tercy pasó al frente y dijo que Gaby había grabado un mensaje para todos.

Al escucharla nuevamente muy tranquila, serena, en paz, con su voz juguetona de siempre, me puse chinita y en su mensaje nos dio una gran lección a todos de valorar y querer la vida. La admiré todavía más cuando su mamá nos platicó que había dejado vídeos para las niñas y muchos momentos para la bebé cuando preguntara por ella. Todo lo dejó listo.

---------------

Gaby: aún me creer que ya no estás aquí, aún me cuesta creer que estás en otro plano; sigo escuchando tus mensajes de voz; a veces recordándote con alegría y otras con nostalgia y no creo que los vaya a borrar. Creo que tú no perdiste la batalla contra el cáncer, al contrario, le ganaste el tiempo necesario para amar, para perdonar y perdonarte, todo lo dejaste listo en el tiempo que necesitaste. Te agradezco el que me hayas llamado cuñada por el amor de hermano que se tienen Carlos y tu, te agradezco todos las enseñanzas y palabras que me regalaste, agradezco toda la alegría y sincera amistad que me brindaste y todo el amor que se puede tener a una hermana y a tu familia. También agradezco todas las personas que sin conocerte pensaron en ti en oración. 

Carlos perdió a su mejor amiga, yo a mi cuñada postiza, tu familia a una madre, hija y amiga inigualable y el mundo a una mujer fuerte, alegre, incansable y luchona. Tengo fé y sé que tus tres princesas van hacer grandes cosas en su vida y que desde arriba tu las guiarás.

Dejo tu mensaje amiga, tal cual lo escribiste en el face:

"Agradeciendo a Dios por cada amanecer y por tantas bendiciones de seres maravillosos que me manda día a día y que siempre me fortalecen la Fe con sus muestras de amor, ayuda, sus porras sobre todo sus ORACIONES y su POSITIVISMO. La vida si nos va bien nos dura sólo 24 horas porque mañana sólo Dios sabe que pasara. Ahora me pregunto al despertar... Y hoy, en que voy a gastar mis maravillosas 24 horas??? les aseguro que de cada minuto y hora pueden venir o salir muchos altibajos pero la diferencia de antes a ahora es que finalmente encuentro o yo misma creo momentos de serenidad, amor o alegrías. Los quiero a todos y GRACIAS por formar parte de mis maravillosas 24 horas de vida :))"


"Recuerda hacer que valga la pena cada amanecer y cada anochecer que Dios te regala"
Nos encontraremos en una nube.

Gaby


----------------------------------------------
Comadre, eres mi persona favorita. TQM

Descansa en paz









martes, 13 de mayo de 2014

MI ENCUENTRO FUGAZ CON BETO CUEVAS; SU ENCUENTRO AUDAZ CON PATY CANTÚ




 

En los noventas y parte del 2000 yo era muy pero muy fan del grupo La Ley, tanto que sin darme cuenta en los noventas traía casi el mismo look que Beto

Recuerdo que todo mundo me presumía que habían conocido a Beto Cuevas en un aeropuerto, en un moll, afuera de un concierto y casi casi en un oxxo de la esquina y siempre había evidencia de eso en sus fotos. 

Pero mi hora había llegado…(según yo)

Hace algunos buenos ayeres hubo una firma de autógrafos de La Ley en mixup Valle Oriente. Recuerdo que yo estaba en mi trabajo y en cuanto me enteré inmediatamente  dibujé al grupo y puse mi correo electrónico (¡cochas yo!) y le hablé a Fernanda (una amiga que se moría por él al igual que yo) y nos lanzamos a conocerlo en persona. Me acuerdo que estaba muy emocionada y mientras hacíamos fila para el autógrafo me imaginé que cuando le diera el dibujo a Beto, él me iba a ver a la cara y me iba a preguntar mi nombre con una sonrisa amable y luego me acomodaría para que Fer (mi amiga) me tomara la foto.


Oooooh desilusión que sucedió aquél día: Después de casi dos horas de hacer fila, por fin llegué a la mesa donde estaba Mauricio Clavería (baterista del grupo), Pedro Frugone (guitarrista) y por supuesto mi guapísimo, carismático y sensual Beto Cuevas. A mi sinceramente me valían madres Mauricio y Pedro; yo solo tenía ojos para Beto, así que en cuanto llegué al lugar, le entregué el dibujo esperando su reacción, pero él ni siquiera lo vio y a mi menos; no me preguntó mi nombre, simplemente me dejó un rayón raro que descifré como su firma y solo dijo: “la que sigue”. Me sorprendí tanto que todo durara menos de 30 segundos cuando ya nos estaban sacando.

En lo que me repongo del rechazo fugaz, ví que Fer me aventó su cámara y era yo la que le estaba tomando a ella una foto con un Beto ameno y distinto al que me tocó a mi. 

Cuando nos insistieron que saliéramos, indicaron que sólo se podían quedar los que iban a comprar CD porque iban a cerrar las puertas; a mi no me faltaba ningún CD y aún así me volví a formar para comprarme uno con tal de que no me sacaran. En eso no se cómo quedé ubicada que de repente ya tenía a Beto y a su escasa banda adelante de mi muy bien sentaditos porque El Cuevas se iba aventar una canción con su guitarra. Para esto me arrepentí de ponerme ese día el peor vestuario que pude encontrar en mi guardaropa, ya que traía una blusa que parecía que vendía semillitas en la catedral de San Cristobal de las Casas y traía una revista que parecía que les estaba vendiendo zapatos Andrea y un broche azul que mejor lo hubiera dejado guardado en el cajón. 



Mas tarde una chava le aventó una pulsera y Beto la recibió con mucho gusto, le aventó un beso y de inmediato se la puso; yo pensaba en aventarle algo también pero ni modo que mi horrible broche, así que aunque lo tuve de cerquita y lo escuché cantar a menos de un metro nunca pude tomarme una foto decente con él y salí super gastada con cds que ya tenía y con un rayón que decía cualquier cosa menos “ Para Yolis con todo mi cariño de Beto Cuevas”...Buuuu ni modo.

Pero como dicen por ahí que los hijos te superan; años más tarde mi Domy no se quedó atrás y le dio a su madre un ejemplo de hacer lo que te nace. 

El año pasado a sus escasos 2 años y 8 meses me superó totalmente al querer conocer un artista. Un día también en Valle Oriente vimos una fila enorme y ahí nos enteramos que estaba Paty Cantú para una firma de autógrafos. Domy estaba necia que quería conocerla.
Me sorprendió mucho que le llamara la atención y me insistió que quería tomarse fotos con "la muchacha" (así me dijo)

Yo le dije que había demasiada fila y que teníamos que comprar su CD primero y que ya era tarde; no la convencí y me dijo que la quería ver de cerca, así que nos acercamos a una esquinita a un lado de la tarima  donde estaba ella dando autógrafos y la fila seguía interminable; total, la paré en la tarima y Domy seguía apuntando a la cantante y unas chavas la vieron entre el público y la animaron para que se colara en la fila y así lo hizo. 

En un parpadeo Domy ya estaba en primera fila esperando a que Paty Cantú terminara de dar un autógrafo e inmediatamente volteó a verla, se agachó, le dio un beso y le pudimos tomar una foto con ella (que ahora cada que la ve en la tele dice que ahí está su amiga). Los organizadores del evento también le tomaron fotos y salió en la página oficial de una estación de Radio. 



Mi chaparrita lo logró sin necesidad de comprar cds, sin rogar que la dejaran entrar, sin dibujar ni perder el tiempo y resulto ser mas audaz que su cohibida madre.

¡¡¡Bien Domy!!!
Y ¿Beto Cuevas?, ya no me gusta tanto

(como si le importara….)

viernes, 9 de mayo de 2014

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)