martes, 25 de abril de 2017

DOMY ME SORPRENDE

Domy tiene 6 años y me sigue sorprendiendo enormemente. Es una niña que desde bebé hasta hoy, no le llama la atención los shows en las fiestas infantiles ni pegarle a la piñata, pero eso si, se ríe mucho con la simpleza de El Chavo del Ocho setentero y que si me pregunta que enfermedad me dió de chiquita, de rato me pide mi celular y en vez de jugar, se mete al google para buscar la palabra "paperas" y me lee todo el significado en wikipedia.

Aun así me sigue encantando que sea una niña en toda la extensión de la palabra, que escoge peluches para dormir en la cama y que me dice antes de dormir: "Que te vaya muy bien en tus sueños mami".

Esta vez me sorprendió, porque desde que vió un panoramico del espectaculo SHEN YUN, de inmediato me dijo que queria ir, cuando a mi, la verdad, no me llamaba mucho la atención. Pensé que lo decía por los colores y por el baile, ya que ella acababa de salir en un festival de jazz intercolegial, así que pense que se le quitaria las ganas o se le olvidaría en la semana.

Un día fuimos a un centro comercial y estaba una chava oriental vendiendo boletos. Domy me paró de inmediato y me dijo que nos informaramos, así que fuimos y me aventé una catedra de la cultura China de 500 años cuando yo solo quería saber los precios y cuando me enteré de los mas baratos, en mis adentro dije. Olvidalo.

Domy me pregunto sutilmente si podía tarjetear y le di un rotundo no. ¿Porque mami?, -Porque esta muy caro y el horario no se me acomoda con mi trabajo-. -No hay manera Domy-, punto final, pero los dioses chinos se encargaron de que todo se acomodara ya que en una semana ya no estaba trabajando, así que el pretexto ahora era el dinero.

Paso una semana y el tiempo y los boletos se fueron agotando, pero era tanta la insistencia de Domy que de pura casualidad chequé si había de los mas baratos donde quedas amero arriba y casualmente habían dos en una orilla y en buen lugar, no sabía si arriesgarme a comprarlos o no, porque no quería arrepentirme de que a la mera hora Domy se aburriera o se quedara dormida, cuando de la nada vió el anuncio en la tele y me volvió a preguntar si habia boletos y le dije que ya se habían agotado, su carita realmente si era de decepción.

Total esa noche mi corazón de pollo y yo checamos si aun había boletos y con todo el dolor de mi corazon le teclee al SEND para comprar dos boletos, (me daban ganas de que sólo fuera uno pero obvio Domy no esta en edad de ir sola y por supuesto no la iba a dejar), así que le dije que tenía una sorpresa y no fue hasta que llegamos al Auditorio Pabellón M y me preguntó que hacíamos en el lugar donde fue el Concierto de Caifanes, y solo le di el boleto y le dije: -leelo por favor-, y su cara se sorprendio de inmediato cuando leeyo SHEN YUN, y literal brinco de alegría.

Eso nunca se me va a olvidar.

Subiendo al quito piso vimos que llegamos muy puntuales y me dijo: -Que bueno mami, no me gusta llegar tarde ni a las fiestas ni aquí tampoco-. Pensé en comprarle palomitas y agua porque estaba segura que le daría sed, pero el señor del snak del auditorio nos dijo que no se podía comer adentro en la sala, sólo la bebida, (mira no vayamos a desconcentrar a estos chinos tan estrictos), así que entramos y por mero me da un laberintitis y me vomito de lo empinado que esta la parte de arriba que pensé que me iba a caer al vacío y cuando al fin nos pudimos sentar a tomar aire porque yo parecía que estaba subiendo el everest y tomé agua, Domy se preocupó y me dijo que no podía tomar agua, -claro que si se puede Domy, le respondi- palomitas no pero agua sí; -No mami, guardalo-, (se lo tomo demasiado serio) -Domy relajate, vienes con tu madre-, -por eso-, me dijo de broma (no se que quiso decir) . Tampoco se podía tomar fotos, ni videos así que Domy preocupada me dijo: -Mejor de una vez apagas el celular mami-.

Lo demas estuvo genial, lo esperaba mejor sinceramente, pensé que tendrían escenografías increíbles, pero sólo era una pantalla digital con paisajes de china y lo que si estuvo impresionante fue la coordinación de la pantalla donde los personajes volaban y de repente los veías en vivo, así que salían y entraban cada rato de la pantalla.

Mientras miré como Domy en realidad disfrutó cada coordinación perfecta de baile y mucho color mientras por dentro, muy en mis adentros yo sumaba cada baile en 200 pesos, y la musica te causaba tanta paz, que no sabía si dormirme o de plano ponerme a llorar de lo melancolico y bello que se escuchaba.

Conclusión: Valió totalmente la pena, ella realmente lo disfrutó y comentó cada baile hasta el final, le entendió perfecto a las guerras, a los monjes y a la vida cotidiana China, dijo que quería conocer el país y hasta me pidio clases de piano ya que su miss le dijo que te ejerce el cerebro.

La verdad, no me imaginé a una niña de esa edad portarse tan bien y disfrutar cada melodía, cada musico en vivo, cada perfección. Así es mi niña, que a veces no es tan niña.

Gracias por apreciar el arte Domy, me dejas una gran lección.

(Sabado 18 de marzo del 2017)

Saliendo del espectáculo


4D


Fuimos de novedosas Domy y yo por primera vez al cine en 4D. Lo bueno que ya habíamos visto La Bella y La Bestia normal porque el 4D te distrae demasiado. Se movían tanto los asientos que me quería cambiar de lugar y sentía que me estaban molestando, ¡¡¡Yaaaa déjenme en paz!!!, (me daban ganas de reclamarle a álguien); a parte sientes que te pegan en las pompis, te avientan chorritos de agua, hay humo y un aeronazo que hicieron que me mormara al punto de moquear y estornudar toda la película y no iba preparara con kleenex. 

Conclusión: salí toda enferma. 

Les recomiendo que vivan la experiencia pero de preferencia en una película que no tengan que galopar tanto. Domy muy contenta, yo, no tanto.

sábado, 17 de septiembre de 2016


Y QUE ME QUEDO CALLADA...


Pasaba muy tranquila con Domy por los pasillos de un centro comercial. Mi tranquilidad estaba al 100,
mi paz interior también y las preguntas ocurrentes de Domy me divertían, sentía que el mundo era mío y nada me preocupaba, ni siquiera la hora para entrar a trabajar de tarde.

Paso a paso veíamos los locales que nunca hemos entrado y que ni nos interesan y la verdad ni recuerdo a que fuimos al Centro Comercial, pero seguíamos caminando a gusto cuando de repente, así de repente, así nada más de sopetón una chava me interceptó, me aventó un volante y me dijo en voz alta y fuerte: 

¿Que parte te has depilado con laser?, 
¿lo has hecho alguna vez?. ¿que área?

Yo simplemente me quedé pasmada, ¿perdooon?, ¿escuseme?, what???, ella se me acercó más y de repente veía mucha gente pasar cuando me insistío ¿Que área te gustaría depilarte?, ¿el área del bikini?, ¿las axilas? ¿las piernas?, no más le faltó decirme: en donde estás mas velluda pues!!. Yo quería contestarle: ¡No sé wey, no te conozco, que te importa!, ¿quién eres tu?, ¿porqué invades mi intimidad?¿porqué tienes que saberlo?

…y así me quedé pasmada, como el emoji con cara de mensa hasta que se volteó y agarró otra víctima que enseguida le contestó...

lunes, 3 de agosto de 2015

FESTEJO FROZEN No. 5




Por fin llegó el cumpleaños número 5 de Domy. La verdad fue un gran alivio para mi que ella me pidiera no hacer fiesta en un salón (¡¡fiu!!), pero en realidad no me sorprendió; a Domy no le llama para nada la atención pegarle a la piñata y tampoco los shows de súper héroes o de Princesas. 

Cada que la llevo a una fiesta y quiero que se siente enfrente con los demás niños me dice: -Las princesas son de mentiras mamá, no me sientes ahí- y prefiere quedarse en los juegos. Ya entendí que mi hija no es muy común ni piensa como los demás. Creo que salió a mi.  

La única vez que la festejé en un salón fue en su cumple número 2 cuando la vestí de Mafalda, pero como era muy pequeña no hubo nada de show (y aunque fuera grande, yo paso). La verdad a mi no me gustan las fiestas infantiles y con todo el "blof " que sucede aquí en el norte del país (no sé si en otras partes es diferente, igual o peor) menos. 

He ido a piñatas donde la "pirrunga" apenas tiene 2 años y al show no les hace caso y ahí van los papás detrás del festejado para que vea el show tan caro que contrataron; no me gustan las "animadoras" que a mitad de la fiesta hacen que pasen a los papás diciendo: "¡Que pase la personita que te trajo al mundo y se desveló todas las noches cuando eras un bebé: siiii, es mami!; ¡y la otra personita que todos los días trabaja para darte lo mejor, claro, es papi!"... y ya juntos pasan para la foto oficial con el festejado y el pastel y las princesas atrás con risa congelada y peluca descuadrada. 

Así que con todo ese preámbulo y la petición tan sencilla de mi pequeña que me dijo: -Mami mi fiesta la quiero en mi casa y solo quiero a mis dos primitas de Saltillo y algunas  amiguitas, pero de Frozen mami. Perfecto, así que whapsape con algunas mamás para que me prestaran un ratito a sus niñas porque la fiesta era cero papás y mamás y la fiesta la llamamos "tarde de princesas"  y las únicas adultas que fueron requeridas fue mi mamá, mis dos hermanas y mi mejor amiga que casualmente estaba de vacaciones en Mty. 

Para mi que trabajo tiempo completo si fue muy pesada la planeación y organización y las desveladas para hacer todo. Quería gastar lo menos posible y si gastar mas en mi creatividad e imaginación, así que dibujé a Elsa y Ana a mi manera que creo quedó mas tierno y acorde a la edad (no quería decoraciones oficiales de Disney). Así que mientras mis hermanas les ponían jueguitos acorde a la película y otros juegos simples pero divertidos yo me la pasé sirviendo, haciendo jarras y jarras de limonada y limpiando niñas que querían ir al baño a cada rato.

A Domy la vi contenta. Ni los 39 grados (que disque eran 23 con el clima de la sala y que de todos modos se sintió el bochorno) hicieron que ella se quitara el disfraz. Yo super cansada pero  creo que valió la pena ya que tooodo lo hice con mucho amor, y como dice en la película de Frozen: "el amor descongela" y hasta el final pude cantar la canción de Libre Soy.


Aquí algunos detalles del festejo:




El día del evento envié mensajes para cada invitada por celular .



Detalles de decoración

Domy se dibujó vestida de FROZEN y me explicó como quería su fiesta
 / Ilustración de ELSA, Domy y ANNA hechas por mi.

Las galletas me las hicieron de la misma caricatura que hice. A los gansitos Marinela les puse cuernos y ojitos representando al reno Sven. Luego me preocupé cuando una niña me dijo que sin querer se había comido los ojos. Ups! (todo bién, su mamá no me ha reclamado nada).

Volví a pintar mi pizarrón que ya tenía mucho uso y mas tarde a las niñas les encantó dibujar.

Las bolsitas de dulces y jugetitos. Las moradas representando a ANNA y las plateadas a ELSA.

Compré libretitas super baratas en Adosa y las decoré con un copo de nieve. Las botellitas de agua le cambié las etiquetas y diseñé tarjetas personalizadas para cada niña.

Domy agobiada cargando las faldas / A empezar a decorar / Antes de la fiesta Domy se pintó las uñas de azul. 

Las falditas de ELSA y ANNA para cada niña las hice con Tul / Coronas de ELSA y ANNA hechas a mano con diademas y lentejuelas / la de OLAF está hecha de pompones blancos.

Los cupcakes de Costco solo los cubrí derritiendo chocolate Carlos V a baño María y con chispitas de colores y
se dejaron enfriar en el refri / Diadema hecha a mano / Detallitos para la bolsita de regalo.

Detalles de la decoración.

Concurso del mejor OLAF hecho con plastilina Playskool.
Cada niña tenía su paquetito
con lo necesario para realizarlo.

En Fantasías Miguel venden el cartón con pizarrón con el contorno para meter la cara.
Yo solo hice los dibujos de ELSA y ANNA con gis y fue muy divertido para todas.

Me impresionó lo bien que dibujaron algunas niñas en los globos.

Para la foto oficial las tuve que sacar enfrente de mi casa con casi 40 grados
pero fueron solo unos minutos.

Amplié una foto de Domy y la imprimí poniendo en photoshop a OLAF con ella.
Esa foto tamaño tabloide sirvió para que las niñas le pusieran mensajes a Domy /
Se acabaron los Estornudos de Elsa y mis sobrinas me pidieron que les enseñara hacerlos así que
a las 11:30 de la noche empezamos. Esa noche con tanta diamantina que soltaban las faldas
me la pasé estornudando toda la noche.



FIN




















martes, 14 de julio de 2015

EL SANDWICH APLASTADO



De un tiempo para acá Domy me está dejando el lonche; ese que le preparo en las mañanas y que lo corto en 4 triángulos pequeños para que se lo coma a gusto. A veces me deja 3 pedacitos y otra de plano solo deja una mordida marcada. Al principio me molestaba un poco porque iba directo a la basura; pero ella me decía que a veces era porque no alcanzaba a comerse todo por el tiempo que le dan en el recreo y otras de plano como todo niño prefería saltarse el lonche para comerse el postre.

Yo como mamá me preocupo de que no coma bien y confieso que apenas ahora puedo comprender a mi mamá, porque yo era peor y lo que le sigue de peor para mal comer.

¡Hey, si no me vas a comer,
de perdida sácame!
Cuando estaba en la primaria recuerdo que siempre, todos los días de todo el año no me comía el lonche. Cuando mi mamá me sacaba los cuadernos de la mochila café espantosa, cuadrada, con dos cintos adelante y ochentera, me regañaba porque entre los cuadernos de plano se me olvidaba y dejaba el lonche aplastado en medio de todo el caos de mochila. Luego yo misma malamente llegaba a mi casa y lo tiraba antes de que se diera cuenta. Simplemente no me lo comía. No sé si era porque no me daba hambre o no me daba la gana y así fue siempre. 

Pasando a la secundaria el encargado de molestarse era mi papá si no llevábamos el lonche y casi siempre salía regañada porque me levantaba tarde y muy apenas alcanzaba a ponerme el uniforme como para hacerme todavía un sandwich.  Él a las 6:45 de la mañana siempre estaba ya afuera calentando el carro mientras las tres corríamos desorientadas para lograr estar listas y ya adentro del coche nos preguntaba si traíamos lonche y como casi nunca alcanzaba a prepararlo nos llamaba la atención. Recuerdo que cuando había tiempo nos daba de desayunar un huevo crudo que Paty y yo siempre le poníamos azúcar para poderlo tragar sin vomitar o un licuado de cal-c-tose con 2 huevos para disque tener energías. Eso era lo único que desayunábamos porque a esa hora tan temprano no nos daba hambre. 

Pasé a la prepa y la historia no cambió mucho, la exigencia era la misma pero yo ya tenía mis ocurrencias (o mañas). Un buen día, un compañero del salón llevó una maqueta con panes de mentiras hechos como de papel mache y le dije que me vendiera uno; eran tan reales que se antojaban de solo verlos y yo me dije: ¡de aquí soy!, así que le compré un pan crujiente y tan bien hecho que parecía que acababa de salir del horno. A partir de ahí, cada que preguntaba mi papá yo mostraba mi hermoso lonche orgullosa (pero de lejitos para que no se viera bien la evidencia) o lo envolvía en una servilleta y   victoriosa lo enseñaba día con día hasta que ya no me volvió a preguntar. 


A veces me siento mal queriendo que mi hija coma lo que yo nunca quise comer, y espero que mi Domy no sea tan ocurrente como su madre.

martes, 7 de julio de 2015

NOS QUEDAMOS CON LA DUDA...



Tarde padrísima en la que las niñas de Mich, Anilook, Elsy yo, jugaron por horas mientras nosotras ¡POR FIN!, después de años de no vernos pudimos ponernos al día. 

La única duda que nos quedó es saber quién era la niña simpática de moño rojo, camisa blanca y short azul de unos escasos 9 o 10 años que estaba bien puesta para la foto en la esquina del lado derecho.

????


las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)