viernes, 22 de marzo de 2013

PP DOBLE CUMPLE



Tengo dos amigos netamente brothers que quiero mucho: Eugenio y Javier. Pero tengo un solo hermano que es sangre de mi sangre: le decimos Pepe, Salvador y muy poco Chava. 

Su nombre real es José Salvador (Salvador como mi papá) y es un año mayor que yo, aunque hace poco que se reunió mi generación de prepa , ahí estaba él porque no me acordaba que reprobó un año y que luego nos emparejamos para luego yo rebazarlo un año más adelante. 

En éste blog si lo menciono pero no mucho y eso es porque hubo un tiempo en que se desafanó del mundo familiar y solo era él y su mundo; pero no siempre fué así.  

Mi mamá platica que cuando estaba embarazada de mi, Pepe le pegó una fuerte rubiola y faltaba poco para que yo naciera; ya cuando nací solo tuve un problemita en mi brazo izquierdo que con una cirugía al mes de nacida ya estaba como si nada (bueno me quedé con una pinche cicatriz que ya quiero mucho porque es parte de mi). No conforme con eso cuando estaba aprendiendo a caminar, Pepe súper travieso siempre me ponía el pie para que me cayera asi que me tardé un poco en aprender; Aún así yo era su consentida, él decía que yo era su hermano y no era un honor porque de juego me pegaba  como si fuera yo un niño más y era muy tosco conmigo, puro amor apache, pero bueno, tenía sus "ventajas" porque de mis hermanas yo era la única que podía entrar a su cuarto y hasta creo que una que otra vez me invitaba a ver la tele en la noche y me quedaba a dormir. La verdad lo único que me interesaba de su cuarto era una grabadora ochentera que le agarraba sin permiso para escuchar mis cassette pero que luego se molestaba porque se la entregaba con las cintas de fuera toda hecha bolas.
El burro por delante "YO", mi simpática cicatriz, Güera y Pepe;
(faltaba poco para que Paty naciera)
                                             

Pepe, yo, mi mamá, Paty y Güera en Chapala, Jal.
(Parezco la mayor pero soy la tercera de los cuatro)
                                        

Ya de adolescentes el muchacho se puso difícil, nunca quizo salir de vacaciones con la familia, asi que se perdió de conocer muchos lugares maravillosos y muchas aventuritas tanto buenas como malas de los "Costillas". Hubo una época en que los 4 fuimos muy unidos y nos ayudabamos como buenos hermanos; recuerdo que la gente nos decía que no teníamos ni "papitis" ni "mamitis" sino "hermanitis" porque siempre andábamos juntos. Cuando mis padres estaban sumidos en sus problemas siempre nos involucraban y aunque eran problemas muy fuertes a veces nos volteabamos a ver unos con otros para reírnos en silencio o de plano llorar juntos, y cuando las cosas se ponían feas Pepe era el único que físicamente podía controlar a mi padre, y como estaba muy conflictuado también tuvo muchos problemas con mi mamá.

(Soy súper valiente al subir esta foto ochentera,
aquí estábamos en prepa)
                                                            
Recuerdo una vez que mi papá nos sermonió en su cuarto toda la tarde hasta que se hizo de noche y no nos dejaba ni siquiera ir al baño; en otra ocasión nos envió a Guadalajara a Guera, Pepe y a mi de intermediarios para llevarle un recado a mi mamá de que regresara a la casa como si fuermos cupidos (asi de esos dramas pasábamos); apenas llevábamos un día en Guadalajara cuando nos tuvimos que regresar porque asaltaron mi casa y mi papá salió lastimado por el incidente y mi hermana Paty (la más chica de los cuatro) estaba sola en la casa.

Como si no fuera demasiado susto nos tuvimos que regresar en camión de noche, mi mamá de plano se quedó en Guadalajara, así que nos aventamos 12 horas de camino a oscuras. Recuerdo que mi mamá le encargó a Pepe cuidarnos en el camino y sucedió todo lo contrario, todavía no salía el camión y Pepe ya estaba súper dormido; Güera y yo encambio no dormimos nada porque estábamos con el Jesús en la boca porque los choferes se pararon por cerveza y para acabarla de amolar, en el camión pusieron la películaa todo volúmen de "Asesino de Carretera" y ya es de imaginar la cantidad de choques que había en esa película. Aún así gracias a nuestros Angelitos de la Guarda llegamos sanos y salvos a Saltillo para seguir con el show en mi casa. Ese día que entraron a robar, dejaron las puertas abiertas y se salieron mi perro Sebastián y Torín, el perro  de Pepe, un pastor Inglés hermoso que tuvimos desde la infancia y ya no los volvimos a ver :(

Paty y Pepe 1996
                                                               ----------------------------------
                                                 

Las travesuras las hicimos mucho de chicos pero también de adolescentes. Una vez se inundó la mueblería de mi papá y el autor intelectual de los hechos era Pepe, también jugamos los dos con una pelota de pin pon en el patio de una casa antigua de renta donde vivíamos y rompimos los vidrios antigüos viscelados que decían : Hotel Saenz...ups!, afortunadamente se arregló antes de que inspeccionaran la casa unas hermanas ancianas (dueñas de la casa) que parecían salidas de un cuento de terror porque la mayor estaba en silla de ruedas y tenía un ojo de vidrio porque se rumoraba que la menor por accidente se lo picó y la mayor la trataba como sirvienta.

Pepe y yo un domingo en Las Mesas de las Tablas, Coahuila, 1999
                                                                 ----------------------------------

Su adolescencia no fue fácil, como para ninguna de nosotras lo fue, cuando los tiempos se ponían cada vez más difícil para todos y nos quedamos sin casa él tuvo que vivir con un amigo recién casado, ya que mi mamá daba asistencia a señoritas y no podía quedarse él con nosotras.

El día que mi papá falleció mi hermano llegó al velorio con una grabadora y se puso a cantarle una rola de hijo a padre de Mijares, (nunca la había escuchado); también me sorprendió en mi boda con una canción y lo mismo hizo cuando se comprometió con su novia; ese es el sello de Pepe.  Desgraciadamente después de la muerte de mi papá  el vínculo se rompió entre mi hermano y nosotras y nos dejó de hablar como 2 años; en ese tiempo no supimos ni de él ni de Daniel, su hijo ni él del nacimiento de la siguiente sobrina: Miranda. El tenía sus razones que no compartíamos pero que respetamos, sin presionar ni reprochar, hasta que gracias a Dios cuando Miranda cumplió un año apareció como si nada y no le dijimos nada, todas actuamos como si nada hubiera pasado y lo recibimos con gusto. (cosa extraña a él fue el único que decía que veía a mi papá; me imagino que él desde el cielo intervino para que las cosas se arreglaran).

Todo siguió muy bien con los años hasta que otra noticia sacudió a la familia. El día que recibí la mejor noticia de mi vida, minutos después recibí la peor noticia también de mi vida. Cuando supe que por fin después de 8 años estaba embarazada, a los 10 minutos me enteré que a Pepe lo habían secuestrado (él iba en carretera rumbo a Guadalajara para presentarse en su nuevo trabajo). Sin entrar en detalles solo puedo decir que es la peor sensación que puedes vivir, mi mecanismo de defensa se activó de inmediato y como siempre hago en casos difíciles no pensé, no sentí, me bloquee y no metí sentimientos ni razoné ni quise vivir lo ocurrido y oculté mi mayor alegría para concentrarme en lo que venía. El solo hecho de pensar por lo que cada minuto estaba viviendo mi hermano era cada minuto de angustia que no podíamos hacer nada mas que rezar. Recuerdo que aún sin saber si tendría niño o niña le prometí a mi hijo(a) que sí conocería a su tío Pepe y le prometí que la(o) cargaría.

A mi familia les tuve que decir que estaba embarazada y la verdad me cuidaron y me mantuvieron ajena a todo ese dolor por mi salud, tanto que mi valiente hermana Güera y mi mamá pasara lo que pasara fueron por él y mi cuñado las acompañó. Solo quedamos Paty y yo solas esperando noticias. Por fin recibí una llamada que podía ser para bien o para mal ya que estaba en riesgo la vida de 4 miembros de mi familia. Gracias a Dios fue para bien y Paty me dijo que ya venían de regreso los tres, sanos y salvos (mi cuñado se regreso antes)  Obvio Pepe sufrió de mucho estres después de casi 4 días y tiene que superar muchos traumas. Al día siguiente por fin pude hablar con él y escuchar su llanto fue angusieante aunque también reconfortante.

----------------------------------

A partir de ese día al día de hoy Pepe tiene dos cumpleaños: los que cuentan desde que nació hasta su existencia y tres años de que verdaderamente volvió a nacer.

Hoy sigue luchando con lo vivido por él y por su hijo; pero vive agradecido y pese que ha sido difícil sigue echandole muchas ganas; sigue siendo el mismo imprudente, chistoso y noble  pero perdió un poco de su chispa que con el tiempo ha ido recuperando. Es muy unido, muy cariñoso con nosotras y ahora se lleva muy bien con mi mamá y hace un año por fin pudimos salir de vacaciones con todo y Pepe y su familia. Hoy es su cumple y quiero decirle (aunque él ya lo sabe porque soy súper empalagosa)  que lo quiero muchísimo y que siempre contará conmigo.  

Cancún, Q.R. Junio 2012
                                              ------------------------------------------------------------------      


La infancia, las vivencias, las experiencias te van marcando a lo largo de tu vida para ser la persona que hoy eres, Pepe sigue siendo un luchador.

Y el abrazo que le prometí a Domy de su tío, se han convertido en muchos abrazos llenos de amor entre Pepe y Domy

Pepe y Domy (2011)
                                                          

Feliz doble cumpleaños de tu moyete MUACK!

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)