martes, 2 de diciembre de 2014

LAS DOS DOMYS



Este fin de semana me tomó muy, pero muy por sorpresa el cambio de comportamiento de Domy. De ser una niña obediente y tierna que te besa y abraza y te dice que te ama cada 10 minutos, se convirtió en una mini adolescente: insoportable, contestona, mal hablada y sangrona. Si le pedía algo me contestaba: "hazlo tu", si le hablaba por su nombre simplemente me ignoraba; si la regañaba me imitaba de forma burlona y yo estaba impresionada del cambio tan drástico en ella. 


A parte me ponía miradillas amenazantes y hablaba con fastidio, tanto así que lo reconozco, mi propia hija de 4 años me empezó a caer mal. "¿Porqué hablas tan fresa?"-le dije-,  "pues tu hablas bien naranja" (súper literal me contestó). Así estuvo todo el sábado y el domingo fuimos a casa de mi vecina hacer brownies para Domy y Germán, su hijo. Por primera vez estuve con el pendiente de que se portara bien y todo el rato que estuvimos ahí, Domy se la pasó quejándose y hablando como si viviera en algún barrio rudo de los Ángeles con el papá de Germán, reclamandole que su hijo no la dejaba jugar, y en un descuido le aventó el carrito al niño. Yo me la pasé corrigiéndola y rogaba para que ya estuvieran listos los panecillos e irnos a la casa. El mismo Germán con la misma edad de mi hija pero 8 cm menos que ella se le acercó y le dijo muy serio: "No me vuelvas a aventar mi carrito, ¡son mis juguetes!". Esto ya no me estaba gustando así que antes de que se pusiera más feo mejor nos fuimos a la casa. 

En el corto camino a casa mientras caminábamos, le dije que quería hablar con ella y aparte de que se me adelantaba con pasos apresurados me contestaba: "¡Ay nooo que aburrido, no quiero platicar!". Total, ya en casa suspiré y la tuve que sentar casi a fuerza para que me escuchara; le dije que no estaba bien su comportamiento y que definitivamente ella no era mi hija, que me la habían cambiado y que quería que me la devolviera. Terminamos el tema y le dije que era hora de bañarla. 

Mientras le quitaba los tenis,  Domy estuvo en silencio medio minuto, me miró y me dijo: "¡Que crees mami!, a que no sabes que, soy tu hija, ya regresé, la que te quiere mucho y que es tu bebe; estuve en un bosque perdida todo este tiempo mientras la Domy mala estaba contigo"

(Yo mientras le seguía el juego pero su explicación y cambio de actitud era tan convincente que me la empecé a creer). 

"...Luego de estar perdida en ese bosque me encontré a una señora que supe que era buena y ella me llevó hasta la casa porque yo ya sé donde vivo y ahí por fuera te pude ver a ti y a la otra Domy, pero yo soy la verdadera. La señora me ayudó a salir y ya estoy aquí, de hecho la otra niña ya la llevé a la cárcel con la policía para que la regañen. No te preocupes mami yo estoy, aquí. ¿te puedo abrazar?".

...¿Habrá visto algún capítulo de Once Upon a Time , o de plano si me la cambiaron?-pensé-.

La bañé tranquila y sin batallar; ella muy alegre y juguetona como siempre y obedeció de inmediato cuando le lavé los dientes, y me llenó de abrazos y besos mientras me volvía a platicar una vez más con lujo de detalles como estaba perdida y como regresó.

"Lo importante es que ya estás aquí Domy, ya no te vuelvas a ir ¿ok?". Le di un beso, la bendición y de inmediato se durmió.



¡¡Estoy confundida!!! 

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL HOMBRE ALTO Y BIEN PARECIDO DEL TÉ




Estaba en un restaurant sola esperando el whap de mi Chispagel para salirme y que llegara por mi. Entré para hacer tiempo y como todo el día cafetié en el trabajo y quería algo calientito que no fuera dulce, mi opción limitada era pedir un té. Pedí uno de manzana con canela y porqué no, una generosa rebanada de pastel. 

Cuando estaba por pedir la cuenta se acercó un señor alto y bien parecido; me preguntó que si estaba tomando té y que si venía sola, le dije que ya me iba pues me esperaba mi marido afuera; luego luego se le quitaron las intenciones de sentarse pero siguió haciéndome plática, me preguntó que si me gustaba el té porque él es un empresario de Guadalajara que vino hacer negocios y que tenía un terreno enorme donde produce todos los tés que me podía imaginar, que conoció a Miguel de la Madrid y que se estaba hospedando no se en que hotel. 

La verdad me daba mucha flojera explicarle que los tés no son mi "hit" y que pedí esta vez sólo porque no había de otra. Luego me pidió amablemente que anotara su teléfono y dirección, "mándeme toda su información aquí (¿información mía?, ¿mis gustos?, ¿cuánto mido, ¿tengo perros?, no entendía bien a qué se refería) y le voy a dar una dotación completa, ¿que sabores le gustan?, ni del que se imagina tengo". 

Terminando su listado de tés se despidió amablemente y remató diciendo: "¡que elegante es usted, que guapa es!", ¡que porte! (no, este último yo lo inventé jajaja, pero lo demás si me lo dijo). Yo sólo di las gracias y señalé al primer mesero que vi para que me trajera la cuenta.

Cuando me levanté e hice fila para pagar en la caja, sentí que álguien me miraba y de reojo vi que nuevamente el señor alto y bien parecido se acercaba con pasitos cortos hacia mí y me dijo: "Mire ya encontré mi tarjeta, tenga, y mándeme toda la información", y remató diciendo: "¡Además de guapa es usted muy alta, que barbaridad!". Yo tontamente solo le contesté. "Pues sí, que le hago" ( y me reí con dos "je-jes" al final).

Mi Chispagel apenas iba en camino pero mejor preferí esperarlo afuera. La verdad me halagó aquél hombre alto y bien parecido del té; a pesar de que caminaba con un bastón y tenía como 89 años de edad. :S


viernes, 31 de octubre de 2014

VISITA ANUAL


El fin pasado fui a ver (o más bien fui a escuchar entre sueños, porque literalmente me quedé dormida) El Libro de la Vida. Sólo vi el principio; lo de en medio lo soñé y el final lo vi sin entenderle; lo cual si me preguntan de que se trata no sabría decir. No es que la película sea aburrida, creo que estuvo buena; pero la verdad yo estaba muy cansada y creo que me relajé tanto que hasta la boca abierta tenía.

En unos de mis cabeceos, sólo vi unos dibujos hermosísimos relacionados al Dia de los Muertos y del el festejo tan colorido que se hace ese día de llevar comida a los fieles difuntos que bajarán para estar con sus seres queridos. Me puse a pensar lo maravilloso que sería que fuera cierto y que un día al año tengan la oportunidad de visitarnos.

Sería increíble volver a ver a mi papá pero ya en otro plano, que fuera de lo más normal verlos completamente bien y divertidos. Yo le haría un altar pequeño como tengo haciendo hace algunos años y le pondría un plato hondo con menudo (pero comprado porque a mi ni me gusta y ni sé cocinarlo), un pan de muerto y un delicioso café de olla. Ahí lo esperaría con otra taza para mi y se reuniría a toda la familia para estar con él un rato. Le preguntaría que pasa en el trance en que cierras los ojos por última vez y los abres en la otra vida, dimensión, plano o lo que fuera. La despedida me la imagino alegre y que nos diera algunos consejos para la vida y que dijera unas palabras casi mágicas que la familia se quedara llena de paz. Creo que si fuera así la muerte no nos asustaría, porque sabríamos que año con año nos volveríamos a encontrar y sobre todo saber que se está bien.

Conchita-Chopo, Lucas, Lola y Dulce Guayaba (DG) se me aventarían a mi y a Carlos para llenarnos de lenguetazos y que más tarde viniera Gaby a saludarnos toda apresurada con su vocesilla juguetona y pidiendo disculpas porque sin querer pisó un pan, para terminar con la bendición de mis abuelos maternos que si conocí en vida y de la cuál no me salvaría de las cachetadas suaves de mi abuela Queta mientras me da la bendición y se presentarían mis abuelos paternos que jamás conocí. Los ancestros mejor nos saludarían de lejitos, si no nunca acabamos.

Hoy a todos los recuerdo con mucho amor, con mucha nostalgia y obviamente extrañándolos siempre. (y a mis abuelos paternos con respeto). Y algo que si me quedó muy claro en la película es que no los dejes en la tierra de los olvidados que es un lugar oscuro y "sin vida"; asi que los llevo con orgullo a todos en mi corazón y ese vivirá siempre.


y por último una rolita

lunes, 27 de octubre de 2014

ELITISTA CANINA


Desde que murió Conchita-Chopo, han desfilado muchos perros por mi casa, pero hasta ahora no ha habido alguno que ocupe el lugar tan especial que tenía Conchita dento de la casa. Asi que pensé que ya era tiempo después de 4 años y me puse a buscar en las páginas de asociaciones perrunas a ver si había un perro que me latiera para Domy. Más tarde encontré a DOMY (foto arriba), una perrita preciosa con el mismo nombre que mi hija, pero ya la habían adoptado, así que seguí buscando y hasta la página treinta y tantos me llamo mucho la atención la foto de la pequeña Lulú.

"Buena, cariñosa, maltés, tamaño chico, tranquila" (decía el anuncio), ideal para Domy e ideal para la casa; asi que hablé y contacté una cita con la encargada, que después de visitar la casa para checar que tuviéramos espacio para ella, y conocernos mejor tanto a nosotros como a nuestros perros, quedó en llevarnos a Lulú para conocerla.

Anuncio de la página de la Asociación.
El día llegó y era momento de conocer a la "pequeña Lulú". Domy estaba muy emocionada y yo también. En cuanto llegó la chava mi sonrisa se quedó igual de quieta pero mi entusiasmo se vino abajo cuando bajó del carro una desangelada, triste y desmechurada perrita que no se parecía en nada a la de la foto, más bien parecía un tlacuache mechudo; claro, tiene su porqué ya que es una perrita que fue rescatada después de pasar varios días debajo de un carro en plena lluvia; pero aún a si no era la de la foto. Carlos salió para conocerla y yo que lo conozco bien, vi como le cambió la cara aunque trató de disimular.

¿Es maltés?, le pregunté a la chava y me dijo que el maltés negro no existe, tampoco era pequeña como decía el anuncio, más bien era larga y mediana. La verdad creo que me engañaron un poquito (¿un poquito?); pero es algo que se supone no debería importarme. Traté de acariciarla y su pelaje era como de alambre que no me quedaron ganas de volverlo hacer. Yo en verdad no conocía esta reacción de mi, pensé que me encantaban todos los perros sin distinción alguna, jamás pensé que sería una "elitista de perros". 


Carita asustada de Lulú al llegar.


¡Ponganse para la foto!, dijo la chava y ni así salió bien.

Disculpen las chanclas de Carlos

Lulú se quedó a prueba una semana. Cuando la chava se fue, mi Chispagel dijo que igual con una buena bañada cambiaría, asi que la llevamos a bañar y nos la entregaron limpia pero con el mismo aspecto. Cuando la sacaba a pasear al parque habían muchos perros de raza muy bonitos y alguna que otra persona se nos quedaban viendo, Lulú se veía muy insegura. Luego paseamos por una calle donde Domy y yo vimos un perro callejero, y la verdad se veía mas bonito que la que estábamos paseando, (hasta me daban ganas de cambiarla); Pero luego pensé que Conchita-Chopo también tuvo su oscuro pasado donde le dio sarna y parecía ratón remojado y después de mucha producción quedó hermosa.




En fin, la última palabra la tuvo Domy y una semana después dijo que sí se quería quedar con ella y le cambió el nombre a Lulú-Paty-Lú (en honor a Paty Cantú y a Paty mi hermana). Total, hice todo los trámites para la adopción y me dieron su cartilla con sus datos y vacunas al corriente y oficialmente Lulú-Paty-Lú ya es parte de la familia. Curiosamente no aguanta estar mucho dentro de la casa, prefiere estar afuera con Ferrero y Sabina.
Tlacuachillo remojado.

Lulú-Paty-Lú ya tiene casi 2 meses con nosotros, al principio no quería ni siquiera seguirnos o bajar o subir escaleras, y si le hablabas se quedaba quieta en el mismo lugar agachando la cabeza y solo cargándola podías moverla; Ahorita Domy está feliz y yo también; es una perrita súper agradecida, ya es menos penosa y es muy tranquila cuando está adentro y cariñosa; creo que lo feo que le veíamos  era su actitud temerosa, y de ser una perrita tímida y súper insegura ahora tiene una cara tierna y en sus ojos ya se le vé un brillo especial,  como que ya se siente parte de la familia y sabe que tiene mucho amor y eso la hace más bonita. (bueno no  tanto) pero la queremos muchísimo.
¡BIENVENIDA LULÚ-PATY-LÚ!

En la primer semana de pueba, todavía se le veía la carita temerosa.





Con Domy hizo "click" inmediatamente






Lulú-Patylú un dos después :D






lunes, 1 de septiembre de 2014

EL MARIACHI Y EL INVERNADERO

Eran pasada la una de la mañana de un miércoles 30 de agosto del 2000 cuando mi suegra dijo: ¡Al fin voy a descansar! (porque mi sobrina había nacido días antes), cuando en eso se escucha un ¡¡¡Echale mi mariachi!!! y la música retumbó de cuadra a cuadra. ¡Saaal chango! gritaban mis amigas con sus novios mientras yo estaba en medio de la calle con unas flores en la mano, una sonrisota cínica, una chela encima y mi inconsciencia intranquila.

No mamá, no vayas a pensar que tu hija era una rogona que se la pasaba en la calle. No, detrás de esos mariachis y ese detalle impulsivo había mucha historia de amor y desamor, tanto así que días antes Carlos y yo ya ni si quiera nos saludábamos si nos veíamos en el elevador del trabajo.

Aquí la del problema era yo y mi miedo al compromiso y a dejar mi libertad, tanto así que mientras el mariachi me preguntaba que canciones de amor le iban a cantar a mi ex-novio, yo escogía la de El Mariachi loco quiere bailar. Después, todo cambió y me di la oportunidad, nos fuimos conociendo más y Carlos comprendió que me emocionaba más sólo una flor que un invernadero en mi cuarto y que era más divertido irnos a Villa de Santiago en un carrito viejo que se estaba destartalando a una cena romántica.

Ya pasaron 14 años y cada que pasa esta fecha nos acordamos de cómo empezamos nuestro noviazgo, pero sin escarbarle tanto porque luego él me dice: ¡Eras una méeeendiga conmigo!, pero todo valió la pena. Nos hace ver cómo éramos y en qué nos convertimos. Yo ya no soy aquella impulsiva que le encantaba hacer fiestas en el depa que compartía con sus roomie Javier y Ramón, ahora lo único que quiero es llegar a casa y estar con Domy y con Carlos haciendo nada y todo pero solo estar juntos.

Recuerdo a ese noviecillo de cabello esponjoso que no me convencía mucho su look pero que bendigo al estilista que le cortó el cabello en sus vacaciones en España, porque en cuanto regresó y lo vi se me cayó la baba.
Aquél que me regañaba porque se me iba la onda y me decía: ¡No soy tu compadre, yo soy tu novio!
Aquel que me preguntaba ¿cómo vamos?
Aquel que con su sonrisa me deslumbraba, misma que le heredó a Domy.

Hoy el mariachi y el invernadero de flores hermosas se traducen en colegiatura, pagos y pendientes, pero el seguir a su lado aún en las altas y bajas y todo lo bueno y malo que hemos vivido juntos, me hace amarlo más y agradecer a Dios por lo vivido.

Aquellos novios ya no volverán, pero se quedan estos más maduros, aunque siguen soñando, más centrados, aunque se siguen divirtiendo con simplezas, con más responsabilidades aunque a veces les vale todo, pero sí uno quiere tirar la toalla, el otro la levanta y con un amor diferente pero más sólido.
Y sí todo esto que acabo de escribir fuera la letra de una canción, ten por seguro que la cantaría un mariachi.

Te amo

lunes, 28 de julio de 2014

MAMÁ CON PENDIENTE



Una vez mi hermana Paty y yo estábamos platicando sobrenuestros miedos y preocupaciones desde que somos mamá. Me llamó mucho la atención cuando me comentó
Paty y yo
que una conocida suya le dijo
 "No quiero ser mamá, porque no quiero sufrir". Paty y yo comprendimos que querían decir esas palabras que, aunque suenen fuerte son muy válidas. 

No es que una mamá sea una mártir y tu hijo te haga sufrir, pero si que automáticamente desde que entras al hospital panzona y sales igual de panzona pero con tu retoño en brazos la manera de pensar cambia automáticamente. Ese miedo tan frágil de saber que ese pedacito depende completamente de ti.
Y si, sigo siendo alegre, me siguen valiendo madre muchas cosas, pero por dentro siempre voy a tener ese miedo interno, ese miedo que no se te quitas con nada, ese miedo o preocupación que te hace levantarte en la madrugada para checar que no se caiga de la cama, ese miedito que te da cada que la dejas en el colegio y que sabes que la veras 8 o 9 horotas después, ese miedo a saber si algún dia me reclamará por no poder estar con ella como quisiera, ese miedito a saber si lo estoy haciendo bien; ese miedo cada que planeamos vacaciones y quieres que todo salga bien y nunca estás tranquila aunque por fuera estás tiradota en la playa con una margarita con licor mientras la ves jugando en la arena.
Luego pensé que no solo era yo y mi nueva y primeriza forma de pensar cuando hace poco mi mamá me confesó que ella nunca disfrutó las vacaciones por estar preocupada por 4 hijos de 2, 4, 5 y 6 años ni dejó de preocuparse cuando ya andaban en los treintas. "Esto nunca se acaba" -me dijo-. Ella con 4 y yo con sólo una hija, la verdad no sé cómo le hacía mi mamá.

Luego me adentré a mi niñez: Cuando yo era chiquita nos quedábamos muy seguido mis hermanos y yo solos en casa. En una ocasión recuerdo que mi hermana mayor tendría unos escasos 10 años y tenía que cuidar a Pepe de 9 que se le atoró una argolla en el dedo y la tenía morada e hinchada en la misma tarde en que yo de 8 me atravesé un pica hielo en la mano por querer abrir un resistol, mientras Paty de 6 andaba por ahí en la casa. Lo único que pensábamos mis hermanos y yo era que no nos regañaran cuando llegaran nuestros papás; tanto así que mi hermana a su corta edad resolvió todo a la perfección y tuvo que salir por unos albañiles que estaban construyendo en la casa de los vecinos para que le quitaran el aro a mi hermano y a mi me curó inmediatamente, así que cuando ellos llegaron nadie mencionó nada. 

Todo eso traducido a ésta época lo creo imposible, ya que jamás se me hubiera ocurrido dejar a mi niña sola con primitas de esas edades y si sucediera algún accidente casero como nos sucedió aquella vez jamás estaría en mis pensamientos regañar pues mi responsabilidad era estar ahí.

¿Quién no se ha caído en su infancia?, creo que todos alguna vez nos dimos un madrazote que nos dejó alguna cicatriz o una buena historia, y mientras escribía estas líneas voltié a ver a mi Chispagel y viborié lo mal hecho que le quedó su brazo con su piel sobrepuesta como si fuera de plastilina por un accidente que tuvo en su infancia donde se cayó de las escaleras y eso que su mamá estaba al lado. 

Luego días después fui a una reunión familiar en Saltillo en casa de Paty donde sus niñas Miranda y Natalia de 7 y 5 años y Domy de 3 estaban jugando medio rudo en el patio. Paty y yo nos la pasamos gritando: "¡No te subas arriba de la pelota!", "¡cuidado con la esquina de la pared!", "¡aguas con tu primita!" y así gritamos como histéricas cuando en una pausa los dos nos escuchamos sorprendidas y nos preguntamos el porqué ahora somos así si de chiquitas nos caímos 20 mil veces y sabemos que son niñas y que tienen que jugar y caerse pero ¿y si se los evitamos?, ¿y si nos ahorramos la lana que nos costaría llevarlas al hospital en caso de caída y todo el show de verlas llorar?, ¿hacemos mal?, ¿las limitamos o evitamos dramas?….. Después de analizar nuestro comportamiento Paty dijo: ¡Mirandaaaa te cuidadoooo!

Natalia, Miranda y Domy de "chivas locas" en Parque Fundidora

En fin, todo esto creo que lo iré descubriendo con el tiempo y en el camino me daré cuenta si voy bien o me regreso. El miedo no creo que se vaya aunque por fuera parezca que ando muy quitada de la pena. El amor que siento es tan grande que vale eso y más. Mi constante mortificación, el evitar cosas que está en mis manos y las que no tendré que enfrentarlas en su momento, pero entonces creo que es el sufrimiento más hermoso, más entregado que no sirve de nada mas el de saber que ya no soy ni Yolanda ni Yol, sino una mortificada y feliz mamá del montón.


miércoles, 28 de mayo de 2014

LAS MARAVILLOSAS 24 HORAS DE GABY

Por una desconocida razón Dios la llamo exactamente en su aniversario de bodas. 

Recuerdo hace 12 años cuando me habló a Saltillo para convencerme de asistir a su boda, a lo que yo le respondí: -¡¡Como crees Gaby, al día siguiente de tu boda me caso y si me desvelo voy a traer unas ojerotas, soy la novia!!!-. En cambio Carlos si fue a su boda.

----------------------------

Cuando éramos novios Carlos me hablaba mucho de Gaby, y a ella de mi, tanto que ya la quería sin ni siquiera conocerla. Unos días antes de nuestras seguidas bodas (que ninguna pudo ir a la de la otra) fuimos a la misma tienda a la misma hora a la prueba de vestido sin ni siquiera conocernos físicamente. Tiempo después al conocernos lo dedujimos.

Ella ya vivía en Nueva York pero eso no impidió que siguiéramos en contacto y nos enviábamos emails súper largos contándonos como nos iba en nuestras vidas. Recuerdo toda su etapa de embarazo en fotos y como recibió la doble bendición de tener unas hermosas gemelas con síndrome de dawn, (Tiare y Kiana) mismo que se enteró el mismo día de sus nacimientos.
Gaby y fam. by Yol

Siempre estuvo al 100 en todo lo que hacía y con una energía y alegría que contagiaba a todos a su alrededor. Siempre apoyó a Carlos cuando la necesitó en momentos de crisis y siempre estuvo ahí para él, siempre tenia las palabras exactas.

Pasó el tiempo y se cambió a vivir a Houston. Al año tenía visitas esporádicas a Monterrey y siempre había un momentito para vernos o hablarnos, y si no había tiempo, la veíamos en el aeropuerto para platicar en lo que salía su vuelo; siempre buscaba la manera de estar presente.
        
Un día recibí una llamada sorpresiva en mi trabajo, era Gaby. Recuerdo que era mi cumpleaños y a parte de felicitarme me pidió un gran favor: quería que Carlos y yo viajáramos a Houston inmediatamente para traerla a ella y a las gemelas de regreso a Monterrey para que le hicieran una operación. Nos pidió no comentar nada a nadie pero al parecer no andaba bien de salud. fue en el 2009.

Sin pensarlo partimos una noche en un camión de segunda viajando con puros viejitos quejumbrosos y llegamos al día siguiente 4 horas mas tarde de lo acordado porque se descompuso el camión. Ahí estaba ella con su sonrisa y sus princesas. 


Carlos y Gaby con Tiare y Kiana, Houston, Tx 2009

Carlos estaba un poco nervioso porque nunca había manejado carretera gringa y tenía la responsabilidad de llevarnos a todas de regreso, pero todo salió bien. Ella nos pidió una vez mas que no mencionáramos nada a Gio (su esposo) y solo le dijo que se operaría de la rodilla. Al día siguiente Gio se quedo con las niñas y los tres nos salimos todo el día; recuerdo que Gaby nos enseño la ciudad y en el camino llegó mi hora de inyectarme cerca del ombligo (porque estaba en un tratamiento y no me atrevía hacerlo yo misma) así que  ella se metió en un estacionamiento, apago el carro y agarró la aguja y solo me dijo: ¡Ahí te voy mi Yola! y ni me dolió. En la noche entramos a un bar gay llamado Anitas'Bar y las dos nos pusimos a bailar y nos daba risa ver a Carlos todo traumadillo regañandonos. Gaby parecía niña chiquita, estaba feliz de tener el día entero para ella. 

Llegó el domingo y partimos en su camioneta rumbo a MTY. Gaby manejó hasta San Antonio y Carlos de San Antonio hasta MTY. Recuerdo que hicimos solamente una parada para comer algo y me impresionó mucho lo bien portadas que iban las princesas y lo audaz y práctica que era ella cambiando pañales al mismo tiempo.

Hicimos como 6 horas de carretera, y mientras Carlos iba cauteloso manejando, Gaby se sentó en medio y puso un CD ochentero para que adivináramos las canciones e inventaba juegos de preguntas y respuestas y nos entretuvo cantando parte del viaje. Llegando a MTY y ya instalada con las niñas en casa de su hermana Tercy,  pudo operarse sin decir realmente lo que tenía (pese a que la operación duró muchas horas)  todo salió tan bien que regresó tranquila y llena de salud nuevamente.



Gaby y Domy 2010
Pasó un año y Domy nació; coincidió que en esas fechas Gaby estaba de visita en MTY y fue a mi casa con su enorme sonrisa y su alegría de siempre a conocer a la recién llegada que apenas tenía 2 meses. Al salir de la casa para despedirnos, de pronto soltó en llanto; había aguantado mucho tiempo sin decir nada y una de sus preocupaciones  era la enfermedad que parecía amenazaba con regresar. Le supliqué que le contara todo a Gío cuando me contó que una vez salió de una clínica sola y en la sala de espera se quedó un rato a que se le pasara la anestesia para salir de pie y seguir con su vida como si nada. Nunca dijo nada porque no quería mortificar a nadie, creía que ella sola podía con todo pero ese día si se desahogó, pero aún así seguía fiel a su idea de callar lo cual no estaba de acuerdo pero la apoyábamos.

Después de superar nuevamente por lo que estaba pasando, la tranquilidad regresó a su hogar y meses después nos dio la grata noticia que estaba embarazada; en esos meses me enviaba muchos email informando de todos los productos que son dañinos para la salud y que provocan cáncer. Ella se encontraba en la mejor etapa de su vida y quería que todo el proceso fuera natural, así que se alimentó de cosas orgánicas y prefirió buscar una partera y quería que Angelique, su bebé naciera en su casa en un proceso bajo el agua, con medicina natural y creo que sin anestesia. Me enviaba vídeos increíbles de su nueva casa que parecía estaba en medio de un bosque donde en la terraza ella meditaba y disfrutaba de la paz y energía y todo eso lo combinaba con las terapias de las gemelas (y a veces lidiando con la ignorancia del hombre hacia con ellas). Siempre estaba con unas energías para todo que no se como le hacía. 

A mediados del 2013 nació Angelique sana y hermosa y me compartió otro video donde esa pequeñita la tomó de la mano y no dejaba de verla.
   A finales de ese mismo año Gaby le platicó a Carlos que las niñas ponían sus manitas en su abdomen; ella tenía fuertes dolores y un día la tuvieron que operar de emergencia. Fue ahí donde Gio se enteró de lo que había padecido en años anteriores y de la impactante noticia de que estaba invadida de células cancerígenas y no le pronosticaban más de un mes de vida; Gaby no confió en el diagnóstico y le dijo a Carlos que su único médico era Dios y que no se haría quimioterapias porque solo le daba un 3 % de mejoría. 

El 2014 estaba por iniciar y unos días antes de que se acabara el año nos envió un mensaje de voz con la misma energía de siempre diciéndonos que le esperaba un año lleno de muchos retos pero que lo iba a lograr ahora si de la mano de Gio, del apoyo de su familia y sobre todo de Dios. El mensaje fue tan bonito que logró hacerme llorar y me impresionó que Domy me limpiara tranquilamente las lágrimas y me pidió que no llorara, me dijo: ¿Me ves llorar a mi?, no verdad? entonces no llores, todo va a estar bien, yo te cuido ¿si?, y me dio un fuerte abrazo. Mi niña de 3 años me calmó.


Mensaje de Gaby
Houston y Monterrey quedaron cortitos con el viber que me instaló Carlos en mi teléfono exclusivamente para las dos; ahí nos enviábamos mensajes de voz en tiempo real, vídeos hechos by yol con Domy para ella donde bailábamos en pijamas la canción de By Happy de Pharrell Williams . Le enviaba chistes contados cantinfleadamente por mi, que aunque no daban mucha risa, ella me llenaba mensajes con muchos "jajajajajajajajajaja" y me dijo que era la única que no hablaba de su enfermedad, aunque había días que teníamos que hacerlo. Había palabras como "bendito cáncer, bendita depresión" que me escribía y que yo admiraba porque de esas fuertes palabras le sacaba algo positivo. 
Corazón para Gaby, Domy 2014


Los meses se le complicaron con la depresión severa de Gio, que aparte de lidiar con su enfermedad, tenía que atender a su bebita, seguir llevando a las niñas a sus terapias, y ayudar a su esposo también; solo Dios le daba la energía y fuerza que necesitaba para estar al pendiente de todo para no dejar a sus niñas desprotegidas, pero a veces no podía más. Todo era más complicado allá y por fin decidió atenderse en MTY, así que un día de febrero llegó a monterrey solita con su bebe en brazos y por fin la pude abrazar desde la última vez que nos vimos. 

------------


Los últimos dos meses y medio se fueron rápido para mi, pero no para ella; pudimos convivir una vez más y me impresionaba mucho su actitud, su alegría en medio de tantas preocupaciones estando lejos de sus gemelas y pudimos cargar y convivir con la bebe; fue la última vez que la vi bien.

Gaby salió antes de lo previsto del centro donde se atendía y un día recibí un mensaje de voz donde me pedió que le contara un chiste, que la hiciera reír o reflexionar o le enviara un video; la verdad se escuchaba muy mal y dijo que eran los meses más difíciles de tu vida. Yo sinceramente no sabía bien que pedirle a Dios, pero si estaba segura que lo que él hiciera en ella y en su familia aunque no lo comprendiéramos sería lo mejor. También tenía muchas esperanza de que se manifestara un milagro en ella, porque no podía comprender que tres princesas se quedaran sin mamá y la más chiquita ni siquiera había cumplido el año.
---------------

Carlos y yo estuvimos siempre pegados al celular pero no había noticias de ella, hasta que un día puse el silenciador para entrar a una junta y al salir vi un mensaje de Tercy diciendo que estaba muy grave en el hospital. Así que me salí y fui a verla; ahí me encontré a su mamá tratando de colocar nerviosa dos fotos hermosas de Gaby afuera de la puerta de su cuarto; yo pedí cinta a una enfermera y al querer ayudarla me quedaron más chuecas las fotos; luego conocí a Mony, la hermana que había oído hablar mucho de ella pero que me faltaba conocer ya que vivía en el Salvador y parecía que la conocía de años porque tiene la misma voz y es igual de simpática que ella; también estaba su amigo Juan que nunca se despegó del hospital y era el que nos mantenía informados de todo. 

Carlos llegó minutos después y pudimos tener la bendición de verla. En cuanto entramos al cuarto Gaby abrió mucho los ojos mirando a Carlos y trató de decir mi nombre; él la abrazo mientras sus hermanas, su mamá, Juan y yo no pudimos evitar llorar también.

Al día siguiente regresamos muy temprano al hospital y se veía diferente, pero nunca dejó de ser hermosa; nos daba impotencia escuchar que se quejaba y me atrevería a decir que estaba en agonía; nos dio muchísimo gusto ver a Gio mejorado y entero tratando de ayudarla sin lograrlo. Salimos callados, pensativos y preocupados. Esa noche como cada noche y cada día me dormí pensando en ella, siempre en forma positiva.

Nunca me levanto al baño en la madrugada y esa vez lo hice a las 5:05 de la mañana; lo sé porque miré el reloj de mi teléfono; me volví a dormir y a las 6 me volví a despertar y solo de curiosa volví a ver mi teléfono y ahí estaba el mensaje que esperaba pero que no quería ver donde Juan me avisó de su partida a las 5:05 de la mañana. Yo lo esperaba, pero no es lo mismo prepararte a que ya sea una realidad. Ya no pude dormir y de inmediato me metí a bañar. Le avisé a Carlos y solo se volteó y se durmió. Despertó a las 8 como si nada dandole los buenos días a Domy y se fue hacia la cocina y de repente lo escuché llorar muy fuerte y fui a abrazarlo sin decirle nada.


Otra cartita de Domy
Domy me dijo que le había hecho una cartita más a su tía Gaby y le dije que ya estaba en el cielo a lo que ella me respondió: -Bueno se la mandamos en un globo-;  creo que entiende bien el concepto de dejar este mundo.

Yo en ratos estaba calmada y luego lloraba muchísimo, tanto que no me despegué en todo el día de mis oscuros y grandes lentes; pero donde ya no pude fue en el carro cuando Domy nos pidió que le pusiéramos la canción Libre Soy de la película Frozen.  Mientras escuchaba sin poner atención a la canción me imaginaba a Gaby volar feliz mientras se desprendías de su cuerpo enfermo y en eso sin querer, escuché esta estrofa:


..Mirando a la distancia pequeño todo es
y los miedos que me ataban
muy lejos los dejé
lejanía me haces bien, ya puedo respirar
lo sé a todo renuncié
pero al fin me siento en paz
Libre soy, libre soy… el viento me abrazará
libre soy, libre soy, no me verán llorar…


(Siempre la recordaré con esa canción)

--------------------------
Carlos se vistío con una camisa rosa palo y le dije que cualquier color usara menos el rosa, y me dijo que a ella le iba a gustar, y que razón tenía porque en el funeral todos íbamos de negro y blanco y solo su familia iba de color. 

Al día siguiente fue nuestro aniversario de bodas num.12, y era inevitable no pensar que un día antes era el suyo con Gio y recordamos de nuevo aquella llamada que me hizo 12 años atrás.

Fuimos a su misa y no se porqué Domy me insistía mucho que quería conocer a Dios y me preguntaba que quién era y donde estaba y que si yo ya había rezado por él; yo la verdad tenía la mente en blanco y quería darle una buena respuesta y solo le dije que estaba en su corazón, luego cambió el tema y me preguntóaba por ella. Ese día fue muy especial para mi, tanto que me cambió la perspectiva de la vida. Nunca me imaginé o esperé el regalo que ella nos dio a todos los presentes cuando al final de la misa Tercy pasó al frente y dijo que Gaby había grabado un mensaje para todos.

Al escucharla nuevamente muy tranquila, serena, en paz, con su voz juguetona de siempre, me puse chinita y en su mensaje nos dio una gran lección a todos de valorar y querer la vida. La admiré todavía más cuando su mamá nos platicó que había dejado vídeos para las niñas y muchos momentos para la bebé cuando preguntara por ella. Todo lo dejó listo.

---------------

Gaby: aún me creer que ya no estás aquí, aún me cuesta creer que estás en otro plano; sigo escuchando tus mensajes de voz; a veces recordándote con alegría y otras con nostalgia y no creo que los vaya a borrar. Creo que tú no perdiste la batalla contra el cáncer, al contrario, le ganaste el tiempo necesario para amar, para perdonar y perdonarte, todo lo dejaste listo en el tiempo que necesitaste. Te agradezco el que me hayas llamado cuñada por el amor de hermano que se tienen Carlos y tu, te agradezco todos las enseñanzas y palabras que me regalaste, agradezco toda la alegría y sincera amistad que me brindaste y todo el amor que se puede tener a una hermana y a tu familia. También agradezco todas las personas que sin conocerte pensaron en ti en oración. 

Carlos perdió a su mejor amiga, yo a mi cuñada postiza, tu familia a una madre, hija y amiga inigualable y el mundo a una mujer fuerte, alegre, incansable y luchona. Tengo fé y sé que tus tres princesas van hacer grandes cosas en su vida y que desde arriba tu las guiarás.

Dejo tu mensaje amiga, tal cual lo escribiste en el face:

"Agradeciendo a Dios por cada amanecer y por tantas bendiciones de seres maravillosos que me manda día a día y que siempre me fortalecen la Fe con sus muestras de amor, ayuda, sus porras sobre todo sus ORACIONES y su POSITIVISMO. La vida si nos va bien nos dura sólo 24 horas porque mañana sólo Dios sabe que pasara. Ahora me pregunto al despertar... Y hoy, en que voy a gastar mis maravillosas 24 horas??? les aseguro que de cada minuto y hora pueden venir o salir muchos altibajos pero la diferencia de antes a ahora es que finalmente encuentro o yo misma creo momentos de serenidad, amor o alegrías. Los quiero a todos y GRACIAS por formar parte de mis maravillosas 24 horas de vida :))"


"Recuerda hacer que valga la pena cada amanecer y cada anochecer que Dios te regala"
Nos encontraremos en una nube.

Gaby


----------------------------------------------
Comadre, eres mi persona favorita. TQM

Descansa en paz









martes, 13 de mayo de 2014

MI ENCUENTRO FUGAZ CON BETO CUEVAS; SU ENCUENTRO AUDAZ CON PATY CANTÚ




 

En los noventas y parte del 2000 yo era muy pero muy fan del grupo La Ley, tanto que sin darme cuenta en los noventas traía casi el mismo look que Beto

Recuerdo que todo mundo me presumía que habían conocido a Beto Cuevas en un aeropuerto, en un moll, afuera de un concierto y casi casi en un oxxo de la esquina y siempre había evidencia de eso en sus fotos. 

Pero mi hora había llegado…(según yo)

Hace algunos buenos ayeres hubo una firma de autógrafos de La Ley en mixup Valle Oriente. Recuerdo que yo estaba en mi trabajo y en cuanto me enteré inmediatamente  dibujé al grupo y puse mi correo electrónico (¡cochas yo!) y le hablé a Fernanda (una amiga que se moría por él al igual que yo) y nos lanzamos a conocerlo en persona. Me acuerdo que estaba muy emocionada y mientras hacíamos fila para el autógrafo me imaginé que cuando le diera el dibujo a Beto, él me iba a ver a la cara y me iba a preguntar mi nombre con una sonrisa amable y luego me acomodaría para que Fer (mi amiga) me tomara la foto.


Oooooh desilusión que sucedió aquél día: Después de casi dos horas de hacer fila, por fin llegué a la mesa donde estaba Mauricio Clavería (baterista del grupo), Pedro Frugone (guitarrista) y por supuesto mi guapísimo, carismático y sensual Beto Cuevas. A mi sinceramente me valían madres Mauricio y Pedro; yo solo tenía ojos para Beto, así que en cuanto llegué al lugar, le entregué el dibujo esperando su reacción, pero él ni siquiera lo vio y a mi menos; no me preguntó mi nombre, simplemente me dejó un rayón raro que descifré como su firma y solo dijo: “la que sigue”. Me sorprendí tanto que todo durara menos de 30 segundos cuando ya nos estaban sacando.

En lo que me repongo del rechazo fugaz, ví que Fer me aventó su cámara y era yo la que le estaba tomando a ella una foto con un Beto ameno y distinto al que me tocó a mi. 

Cuando nos insistieron que saliéramos, indicaron que sólo se podían quedar los que iban a comprar CD porque iban a cerrar las puertas; a mi no me faltaba ningún CD y aún así me volví a formar para comprarme uno con tal de que no me sacaran. En eso no se cómo quedé ubicada que de repente ya tenía a Beto y a su escasa banda adelante de mi muy bien sentaditos porque El Cuevas se iba aventar una canción con su guitarra. Para esto me arrepentí de ponerme ese día el peor vestuario que pude encontrar en mi guardaropa, ya que traía una blusa que parecía que vendía semillitas en la catedral de San Cristobal de las Casas y traía una revista que parecía que les estaba vendiendo zapatos Andrea y un broche azul que mejor lo hubiera dejado guardado en el cajón. 



Mas tarde una chava le aventó una pulsera y Beto la recibió con mucho gusto, le aventó un beso y de inmediato se la puso; yo pensaba en aventarle algo también pero ni modo que mi horrible broche, así que aunque lo tuve de cerquita y lo escuché cantar a menos de un metro nunca pude tomarme una foto decente con él y salí super gastada con cds que ya tenía y con un rayón que decía cualquier cosa menos “ Para Yolis con todo mi cariño de Beto Cuevas”...Buuuu ni modo.

Pero como dicen por ahí que los hijos te superan; años más tarde mi Domy no se quedó atrás y le dio a su madre un ejemplo de hacer lo que te nace. 

El año pasado a sus escasos 2 años y 8 meses me superó totalmente al querer conocer un artista. Un día también en Valle Oriente vimos una fila enorme y ahí nos enteramos que estaba Paty Cantú para una firma de autógrafos. Domy estaba necia que quería conocerla.
Me sorprendió mucho que le llamara la atención y me insistió que quería tomarse fotos con "la muchacha" (así me dijo)

Yo le dije que había demasiada fila y que teníamos que comprar su CD primero y que ya era tarde; no la convencí y me dijo que la quería ver de cerca, así que nos acercamos a una esquinita a un lado de la tarima  donde estaba ella dando autógrafos y la fila seguía interminable; total, la paré en la tarima y Domy seguía apuntando a la cantante y unas chavas la vieron entre el público y la animaron para que se colara en la fila y así lo hizo. 

En un parpadeo Domy ya estaba en primera fila esperando a que Paty Cantú terminara de dar un autógrafo e inmediatamente volteó a verla, se agachó, le dio un beso y le pudimos tomar una foto con ella (que ahora cada que la ve en la tele dice que ahí está su amiga). Los organizadores del evento también le tomaron fotos y salió en la página oficial de una estación de Radio. 



Mi chaparrita lo logró sin necesidad de comprar cds, sin rogar que la dejaran entrar, sin dibujar ni perder el tiempo y resulto ser mas audaz que su cohibida madre.

¡¡¡Bien Domy!!!
Y ¿Beto Cuevas?, ya no me gusta tanto

(como si le importara….)

viernes, 9 de mayo de 2014

lunes, 21 de abril de 2014

QUE ESTABA HACIENDO CUANDO...

En un día medio sin quehacer me pregunté que estaba haciendo cuando…

El temblor de México (1985)
Era una alta, flaca e indefensa niña. Estaba en mi casa y me impresionó ver en la tele en vivo a Lourdes Guerrero y Juan Dosal (en el programa Hoy Mismo) asustados mientras se movía el techo y también  se fue la programación toda la tarde-noche. Yo quería ver chiquilladas.

El Huracán Gilberto (1988) 
En casa solos mi hermano Pepe, Guera y yo. Paty se había ido de campamento obligatorio con el colegio a una sierra de Arteaga y mis papás se fueron a bailar  (osea que nos valió madre a todos).

La caída del Muro de Berlín (1989) 
Estaba en la cocina de mi casa antigüa en el mero centro de la ciudad, no comprendía primeramente porque pusieron un muro y pensé que Perestroika era un apellido (Yo me preguntaba: ¿Quién es Perez Troica?).

La primera vez que vi un celular (1991) 
En la telenovela Alcanzar una Estrella 2, vi a Eduardo Palomo y Angélica Rivero con un ladrillote con antena y pensé que solo los ricos podrían usarlo (y sí, ahora Angélica es la Primera Dama).

El asesinato de Colosio (1994) 
Estaba en el D.F. con mi amiga Alma Rosa haciendo un comercial de Televisa para el Mundial del 94 y fui "modelillo" de chiripa y mientras nos daban de cenar en un descanso nos enteramos. Era de madrugada y me pagaron muy bien por ese trabajillo.

La muerte de Selena (1995) 
Me encontraba arriba de una mesa bailando en el desaparecido Freeday con Paty Trevi, Sandra y Claudia recuerdo que pensé que era una broma.

La caída de las Torres Gemelas (2001) 
Monterrey estaba inundada y no había paso, así que invité a mi antes novio Carlos a quedarse conmigo en mi depa. Cuando en la mañana prendimos la tele para ver el clima se interrumpió para dar la noticia de que un avión había chocado en una de las Torres. El segundo impacto lo vimos en vivo.

El huracán Alex (2010) 
6 días antes Conchita-Chopo ya no estaba con nosotros y me quedé sola en mi casa embarazada de casi 9 meses. No tenía ni luz ni agua y hacía mucho calor. Más tarde pudo Carlos salir del trabajo a tiempo y duramos desconectados del mundo toda la madrugada. La casa se inundó, sobre todo el piso de abajo y entraba agua desde la ventana hasta los climas. Mi hermana desde Saltillo me advirtió que se venía muy fuerte pero no le creí y cuando salimos por fin a las calles nos impactó ver como quedó la ciudad.

Asume la presidencia Enrique Peña Nieto  (2012)
La verdad me decepcioné muchísimo con esta noticia. Trabajé ese domingo como todos en mi trabajo, de esas que te piden estar presente pero no haces nada. En la mañana fui a votar tempranito. y antes de irme a "descansar" ya sabía que había quedado "el intelectual devorador de libros".

Chale…ya estoy ruquis, mejor no le sigo...

lunes, 31 de marzo de 2014

LAS SOMBRAS CAÍDAS

El fin pasado fuimos a Valle Oriente a "bobear"lo que significa que no hay lana para compras y si bien nos va de perdida comprar un helado; íbamos mi señora madre, Domy y yo. Caímos en un lugar donde vende brochecitos, collarcitos, pinturitas y todo lo que termina en "ito" itas" y entramos para comprarnos un esmalte chiquito de 12 pesos. Domy estaba hable y hable de los colores mientras veía unas sombras y se le notaba sus secretas intenciones de agarrar uno. Le dije dos veces que no tocara nada y me contestaba con sus palabras favoritas que ya se le están haciendo costumbre "ya vooooy"; hasta que en una de esas cuando agarró lo que dije que no agarrara se le cayeron unas sombras al suelo y se desparramó todo el polvito al suelo. Cuando vi las sombras en el suelo le llamé la atención y le dije toda molesta que eso pasaba por no obedecer y que ahora tenía que comprar unas sombras darketas de 70 pesos que ni iba a usar; pero mi molestia termino de inmediato con la reacción de mi pirrunga de 3 años que puso carita seria y me dijo: 

"Lo siento, te espero afuera", dio dos pasos para atrás y se salió. 
reí por dentro y mucho.

MAS DIAS DE ESTOS POR FAVOR

Por fin llegó un puente y pude disfrutar en casa con Domy como toda madre e hija, ya que normalmente en los 5 días de la semana solo la veo como media hora que es cuando la levanto para ir al colegio (aunque las dos hacemos berrinche: ella porque no se quiere levantar y trae las trompillas de enojada y yo porque soy remala por no decir pésima para peinarla y no más no me sale ni un chongo decente y me desespero). Total en el trayecto que hacemos en carro es lo que convivimos  porque en la tarde o no puedo ir por ella por el trabajo o en el carro se duerme hasta el día siguiente, así que no me queda más que dar calidad que cantidad y fue un día genial. ¡¡Mas días de estos por favor!!

PRIMERO CLASES DE COCINA:

Unos ricos hotcakes con m&m y oreo

DESPUÉS CAMINATA EN PLENO SOLAZO:

¡Vamos Domy, tu puedes!, (se cansó a los 10 minutos)



SIGUIENTE OBJETIVO, PINTAR LA PARED:









Me dejó el piso como si hubieran vomitado pintura
pero terminamos todo el trabajo juntas.



POR FIN A COMER:
Taquitos con frijoles charros y agua de jamaica.

MAS TARDE DIBUJAR Y LIMPIAR EL PIZARRÓN:

                         
 

             ¡Cuidado Domy, se te cae el short!


                             
DESCANSAR UN RATO Y VER LA PRINCESITA SOFÍA:




¡media hora y a bañarnos!



SALIÓ TEMPRANO MI CHISPAGEL Y FUE POR NOSOTRAS A COMPRAR HELADO



Domy me pidió que me sentara atrás con ella



EN RESUMEN FUI MAMÁ UN DÍA ENTERO Y ME SENTÍ FELIZ
y como sé que cuando crezca  Domy no recordará estos momentos, se los dejo con todo mi amor.



FIN






las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)