lunes, 27 de julio de 2009

30 DETALLITOS MÍNIMOS

1- Me gusta tomar el agua natural tibia, tirandole a caliente.

2- Escondo tan bien las cosas, que luego ya no las encuentro.

3- Me gusta tomarle fotos a mis pies.

4- Llevo croquetas en mi bolsa. Cuando se me olviden, es seguro que me toparé con un perro.

5- Me confundo con ESTIRE y EMPUJE; orgánico e inorgánico, la D con la R, el perejil con el cilantro y acabo de descubrir que tengo dislexia.

6- Me entretengo en la calle dibujando gente caricaturizable.

7- Cuando viajo en avión, un dia antes vomito 2 veces y no puedo dormir.

8- Se me antoja la comida de gato, algún dia probaré wiskas.

9- Lloré en silencio cuando supe que topo gigo era un muñeco.

10- Me avergüenza no manejar.

11-Toda la primaria fui antisocial, en parte se lo debo a las monjas que no me dejaban salir al recreo.

12- Facebook, hi5, flickr y c&a ya me reclamaron porque no consumo, ni checo ni alimento fotos.

13- Tengo en mi alacena 15 topers de diferente tamaño y solo 3 tapas que no le quedan a ninguno.

14- Último despiste: me puse agua bendita en el cabello en vez de gotitas de seda.

15- Falsifique las firmas de mis papás para mis calificaciones con el permiso de ellos.

16- Si no fuera diseñadora sería psicóloga o psiquiatra, pero prefiero dibujar y pintar.

17- Amo a mis sobrinos: Daniel, Miranda y Natalia.


18- Si tengo un problema no me gusta preocuparme antes de tiempo, en el momento ya vere.

19- Siempre pinto muy alegre y con mucho colorido, pero me visto muy sobria y el negro es mi favorito.

20- En el cine me siento en la orilla y en la última fila, no me gusta la gente cerca de mi.

21- Mis mejores confidentes incondicionales son mi mamá y mis hermanas.

22- Admiro a las personas netas y auténticas.

23- Me he desmayado 4 veces en mi vida: dos en el trabajo, una por trasnochar de mas y la cuarta creo que fue en un avión.

24- En mi última borrachera por mero y me corta mi Chispagel.

25- Soy muy leal, me gusta escuchar y guardo bien los secretos.

27- Prefiero no llevar una agenda, porque cuando yo pongo, Dios dispone.

26- En un programa siempre que pregunto algo en voz alta, la tele me responde de imediato.

27-
Mi hermana Paty y yo inventamos un baile que solo ella y yo podemos bailar ("Yopa").

28- Puedo estar horas, viendo hacia donde van las nubes.

29- Todo lo que me gusta: dícese helados, pastelillos, revistas, muñecos, marcas, etc, siempre los descontinuan.

30- "La vida es un carnaval" de Celia Cruz me pone de muy buen humor.

Gracias Are!! x)

domingo, 19 de julio de 2009

EMPEZANDO...


• Cuando estaba en el colegio o el fin de semana aburrida en la mueblería de mi papá, ponía en medio de mi cuaderno desordenado una fecha futura para esperar ese día y ver que ocurría. Lo maximo que me adelantaba al futuro eran dos meses o dias y ponía numero, mes y año y dejaba la hoja en blanco para ver que sucedería y anotar ese acontecimiento futuro.
Mi sorpresa era que llegando esa fecha esperando poner algo diferente o sobresaliente, ponía que estaba en el colegio aburrida o en la mueblería esperando una docena de colchones.

Supongo que quería alguna emoción fuerte como si brincandome ocurriría, pero pasaba lo mismo.

Hoy no me adelantaría por nada, aprecio cada minuto. Mañana suena muy lejos.....

• A veces me gustaría que me llegara del cielo una carta certificada por Dios, en el que me de las respuestas a todas mis preguntas, que me diera instrucciones y que debo de hacer si me atoro o no se por donde irme, que no me asuste la insertidumbre y que me de un mapita para guiarme por donde debo de ir. Ya se, la vida no tendría chiste; solo por un momento me gustaría que no la tuviera.

• Terminar un domingo abrazada me reconforta, para abrir el ojo y empezar de nuevo...

...esa oportunidad yo no me la pierdo

jueves, 16 de julio de 2009

DIBUJAME

Siempre he dibujado a mucha gente: amistades, familia, bebés, viejitos, mascotas y todo lo que se deje. A la vez hay personas desconocidas que me pagan por dibujarlos pero no siempre quedan contentos con mi trabajo;

Algunos les molesta que los dibuje tal y como son: gordos, cuando es lo que los caracteriza, morenitos cuando no son blancos, con la nariz ancha cuando no son de facciones delicadas y me han pedido un poco molestos que los cambie, cuando el resultado final es alguien completamente diferente y al final mi trabajo se frustra. ¡Ni modo!

Yo no se porque lo toman tan serio si a fin de cuentas el estilo de mis dibujos es tan sencillo que los ojos pueden resultar dos puntitos y a veces ni llevan nariz.

Hace poco me encontré un cuadro que estaba en el baúl de los recuerdos. Son puros post-it con dibujitos que junté de amigos y compañeros de trabajo, porque les pedí que me dibujaran, ya que a la mayoría yo ya los había dibujado y quería un dibujo mío hecho por ellos. Este fue el resultado, que de verdad me encantó, pero si me lo hubiera tomado tan apecho como alguno de mis clientes, creo que hubiera caído en una terrible depresión:

(Dale click, para verlo mas grande)

Estos estan más caricaturizables...


y mi familia no se quedo atrás

Mi papá me dibujo muy tierna y compactita

Mi hermano pepe, muy darketona

Mi hermana Paty muy pensativa e intelectual

Y mi madrecita santa muy sonriente y como que con estilo reto.

Aun asi me encantó y me di cuenta que no todos te ven como te vez.

jueves, 9 de julio de 2009

LA HUÍDA


Un día, después de un tormentón que nos agarró a todos de sorpresa en Monterrey, bueno, no a todos porque mientras el cielo se caía en todas partes mi casa estaba soleada con mi intento de jardín seco.

Volviendo al tema, estaba viendo en las noticias como la gente estaba desesperada porque después de la tormenta se fue la luz y ya llevaban 2 días así, y tuvieron que bloquear las calles para que la comisión federal de electricidad les hiciera caso, ya que con el calorón arriba de 40 grados, se les hecho a perder la comida y alguna señora comentó que hasta la insulina de su hija. ¡Que desesperación estar así!,-le comenté a Carlos- y advirtiéndole que si llegara a irse la luz en mi casa, yo me mudaría con todo y la conchita-chopo a un hotel.

No paso mucho tiempo en que sucediera. Ayer en la noche estábamos viendo la tele después de cenar muy agradecidos y a gusto por tener climita artificial, tanto que hasta nos dio un poco de frío, así que de postre se me antojó un gansito congelado y nieve para mi Chispagel.

Bajé a la cocina y cuando tenía todo listo antes de apagar las luces de abajo, la comisión federal de electricidad se me adelantó y lo hizo por mi. El gansito ya no era antojable y la nieve se convirtió en malteada que me dio risa ver a Carlos tomarse como agua la nieve derretida con cara de resignación, mientras la pobre mechuda de la chopo no dejaba de jadear.

Mi amenaza salió a relucir a los 15 minutos de estar sin luz en la sala imitación piel, sudando a chorros y sin sueño. ¿Que se hace cuando no hay luz?. Si me quieren ver enojada y transformada en una persona neurótica, apaguen el clima, ya que yo no soporto el calor, e inmediatamente me transformo en una persona enojona e histérica. Después de esperar una larga hora supimos que aunque nos dijeron por teléfono que de una a cuatro horas llegaría la luz, supimos que nos esperaría una tediosa y larga noche.

¡¡Vamonos a un hotel!!

Carlos me advirtió que el hotel mas cercano estaba algo caro; mi histeria y mi cambio repentino de humor le contestó tajantemente "¡¡¡¡me vale madre!!!", así que busqué una mochila amplia donde cupiera la conchita ya que no pensaba dejarla morir y nos trepamos a la camioneta a las 11:30 de la noche.

El "super" plan era el siguiente: Haríamos juntos el check in, yo observaría de reojo que tan cerca o lejos estaban los elevadores para entrar con la perra. Nos fuimos al estacionamiento y nos subimos a la camioneta para meter a la intrusa en la maleta. La concha obviamente se sacó de onda y no se dejó. Salí con la maleta ocultándola con un sueter (que ni alcaso con el calorón que hacía). La chopillo saco la cabeza, me tuve que pelear con ella mientras Carlos me cerraba la vista. Entramos y los elevadores estaban muy cerca, yo tenía miedo de que alguna que otra cámara oculta nos estuviera observando mientras la maleta se movía. (a como están los tiempos se podría pensar muchas cosas).

Llegamos al 4 piso, entramos a la habitación y de inmediato sacamos a la concha que con su mirada, nos la rayó a los dos. Mientras un problema se había resuelto, otro se presentaba: la habitación estaba alfombrada y se nos olvido el periódico que es como el baño portatil de la perra. ¿como conseguiríamos periódico a las 12 de la noche?.
Tercer problema: jamás me pasó por la cabeza que los perros comúnmente ladran. La conchita se portó bien pero de repente le dio por jugar, así que hecho un brincote junto con un ladrido fuerte; ¡¡¡Cállate mechuda!!!, Le dijimos en voz baja. (Se me figuró una escena de esas películas chafa de indocumentados, donde sale Lucía Méndez callando a un niño mientras cruza la frontera).

De rato nos alcanzó el sueño pero ninguno de los dos durmió de corrido, cada hora abríamos el ojo para ver si la perra no había hecho una gracia, pero hasta eso, se portó muy bien y siempre la vimos getona y hasta le conocimos como unas 56 posiciones para dormir.

Al día siguiente nos levantamos a las 6:30 de la mañana, después de bañarnos, la chopo se volvió a emocionar con jugar y esta vez se aventó un ladrido que retumbó agudo y con eco como si le hubieran pisado la cola. Shhhhhhhhhhh!!

El desayuno estaba incluido. Carlos sacó primero la maleta con la conchita adentro mientras yo lo esperaba en recepción. Mi chispagel se tardó porque se le atoró el cierre de la mochila con los esponjosos pelos de mi chopo.

El hotel me encantó, es nuevo y la decoración esta muy padre, de seguro regresaremos en otra ocasión, pero creo que no volveríamos a llevarnos a la chopo, (que en lugar de ayudarla creo que la perjudicamos) y mucho menos gastaríamos en otro día si se nos fuera la luz; pero por lo pronto hoy amanecimos frescos, radiantes y con mucho sueño.
Mañana si sucede, ya no las ingeniaremos.

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)