martes, 2 de diciembre de 2014

LAS DOS DOMYS



Este fin de semana me tomó muy, pero muy por sorpresa el cambio de comportamiento de Domy. De ser una niña obediente y tierna que te besa y abraza y te dice que te ama cada 10 minutos, se convirtió en una mini adolescente: insoportable, contestona, mal hablada y sangrona. Si le pedía algo me contestaba: "hazlo tu", si le hablaba por su nombre simplemente me ignoraba; si la regañaba me imitaba de forma burlona y yo estaba impresionada del cambio tan drástico en ella. 


A parte me ponía miradillas amenazantes y hablaba con fastidio, tanto así que lo reconozco, mi propia hija de 4 años me empezó a caer mal. "¿Porqué hablas tan fresa?"-le dije-,  "pues tu hablas bien naranja" (súper literal me contestó). Así estuvo todo el sábado y el domingo fuimos a casa de mi vecina hacer brownies para Domy y Germán, su hijo. Por primera vez estuve con el pendiente de que se portara bien y todo el rato que estuvimos ahí, Domy se la pasó quejándose y hablando como si viviera en algún barrio rudo de los Ángeles con el papá de Germán, reclamandole que su hijo no la dejaba jugar, y en un descuido le aventó el carrito al niño. Yo me la pasé corrigiéndola y rogaba para que ya estuvieran listos los panecillos e irnos a la casa. El mismo Germán con la misma edad de mi hija pero 8 cm menos que ella se le acercó y le dijo muy serio: "No me vuelvas a aventar mi carrito, ¡son mis juguetes!". Esto ya no me estaba gustando así que antes de que se pusiera más feo mejor nos fuimos a la casa. 

En el corto camino a casa mientras caminábamos, le dije que quería hablar con ella y aparte de que se me adelantaba con pasos apresurados me contestaba: "¡Ay nooo que aburrido, no quiero platicar!". Total, ya en casa suspiré y la tuve que sentar casi a fuerza para que me escuchara; le dije que no estaba bien su comportamiento y que definitivamente ella no era mi hija, que me la habían cambiado y que quería que me la devolviera. Terminamos el tema y le dije que era hora de bañarla. 

Mientras le quitaba los tenis,  Domy estuvo en silencio medio minuto, me miró y me dijo: "¡Que crees mami!, a que no sabes que, soy tu hija, ya regresé, la que te quiere mucho y que es tu bebe; estuve en un bosque perdida todo este tiempo mientras la Domy mala estaba contigo"

(Yo mientras le seguía el juego pero su explicación y cambio de actitud era tan convincente que me la empecé a creer). 

"...Luego de estar perdida en ese bosque me encontré a una señora que supe que era buena y ella me llevó hasta la casa porque yo ya sé donde vivo y ahí por fuera te pude ver a ti y a la otra Domy, pero yo soy la verdadera. La señora me ayudó a salir y ya estoy aquí, de hecho la otra niña ya la llevé a la cárcel con la policía para que la regañen. No te preocupes mami yo estoy, aquí. ¿te puedo abrazar?".

...¿Habrá visto algún capítulo de Once Upon a Time , o de plano si me la cambiaron?-pensé-.

La bañé tranquila y sin batallar; ella muy alegre y juguetona como siempre y obedeció de inmediato cuando le lavé los dientes, y me llenó de abrazos y besos mientras me volvía a platicar una vez más con lujo de detalles como estaba perdida y como regresó.

"Lo importante es que ya estás aquí Domy, ya no te vuelvas a ir ¿ok?". Le di un beso, la bendición y de inmediato se durmió.



¡¡Estoy confundida!!! 

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)