sábado, 22 de marzo de 2008

EL CINE


Ir al cine puede ser un escape muy relajante en el que aunque no tengas hambre, comes a lo menso, te relajas y disfrutas la función. El olor a palomitas mantecosas es inevitable pero todo es parte de la velada. Todo esta muy bien mientras la gente vaya a lo mismo que tu, a ver una película. Hace una semana, fuimos al cine Carlos y yo, y nos sentamos en un lugar "estrategicamante" pensado para ver bien la película. De repente se sentaron muy cerca de nosotros, dos adolecentes y hablaban fuertísimo, decían mensada y media y se reían a carcajadas, neta, que si parecían tontitas, yo no les podía decir nada (ganas no me faltaron) porque debo de reconocer que yo era igual de "escandaloza" que esas pubertas. Me acuerdo una vez, cuando tenía 14 años, iba al cine "Palacio" a sufrir con Luis Miguel mientras éste lloraba y gritoneaba: "¡¡¡¡Me voy a caeeeer!!!!" , y me senté hasta atras con Alma Rosa, Verónica y nuestras hermanillas. En plena función se nos ocurrió aventar palomitas a todos los de adelante mientras reíamos como loquitas y nos escondimos porque alguien se quejó y nos sacaron del cine. De verdad, ahora comprendo que mucha gente nos odió y con justa razón. Ni modo, en unos años mas, esas "chamaconas" van a estar igual de indignadas que yo. El punto es que siempre se sientan aun lado de nosotros. Este fin fuimos nuevamente al cine y vimos "Horton y el mundo de los quien", ya sabíamos de antemano que iba a ver niños, pero como la sala está enorme y era la hora mas solitaria, nos sentamos también estrategicamente ni arriba, ni abajo, ni en medio ni a un lado, total, en medio de la nada ví de reojo a la familia "telerin" con 5 niños y un montón de palomitas, refresco y hot dogs, todos estaban haciendo desmadre desde las escaleras y no podía creer que habiendo tanto lugar solo, se sentaran los 7 integrantes delante y en medio de nosotros. Creo que la estrategia nuevamente falló o que de plano sigo pensando que tengo imán para que invadan mi burbuja.

No hay comentarios:

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)