sábado, 27 de agosto de 2011

ASI SE VIVE EN MONTERREY


Cuando me vine a vivir a Monterrey en 1997, Era muy diferente a lo que hoy es.

Monterrey era una Ciudad muy viva, con mucho espectáculo, con mucha vida nocturna, muchos conciertos, con mucho ambiente y mucho color. Las calles del barrio antiguo estaba repletas de jóvenes que disfrutaban un sábado en cualquier barecín de moda o antro, salías en la madrugada y te podías comer unos hot dogs en la calle; los restaurantes estaban llenos y podías comer de todo en cualquier parte. Podías estar en la calle tranquilamente o con tus amigas en la madrugada, podías caminar por la calle con bolsa. podías agarrar cualquier taxi. podías conocer a cualquier persona. Hoy ya no es así. Hoy ya no existe el barrio antiguo, hoy es un lugar desolado y fantasma, hoy cerraron la mayoría de los restaurantes, hoy ya no existe esa chispa que tenía la ciudad.

Hoy te puedes encontrar colgado y muerto a un tipo en plena calle transitada con la cara ensangrentada, en cualquier puente cuando dejas a tus hijos a la escuela. Hoy se detiene el tráfico y piensas que hay un retén, que bloquearon las calles, que se robaron algún carro o que acaba de pasar una balacera y le echas el ojo al portabebé para quitar el cinturón en caso necesario.

Antes lo que llenaban los noticieros era el índice de choques y accidentes o alguno que otro asesino o ladrón. Hoy la palabra "asesino" suena a algo menos inofensivo, Hoy se escucha, ejecución, secuestro, extorción, maniatado, colgado, sin cabeza, encajuelado, encobijado, quemado, mutilado, levantado, desaparecido, etc.

Hoy ya ni los comerciales vienen al caso, como el de carta blanca que es un chabo que vivió en el extrangero y ya se regresa para Monterrey y extraña a los amigos y a la carne asada; si fuera mi amigo le diría que no se regrese, que ahí se quede, que vale madre la carne asada y que ni entregue el depa y le preguntaría cuantas familias caben.
http://www.youtube.com/watch?v=fAfxXrMFzgI

En la noche cuando ya estoy a punto de dormir y dando el triple de gracias por estar viva y con mi familia, es cuando mas me entra miedo y me pongo a pensar cómo es que salí a la calle como si nada y hubo gente ya no regresó a sus casas, me preocupo de solo pensar que al día siguiente nos tenemos que separar en todo el día y dejar a Domy en la guardería y que Carlos y yo nos tenemos que ir a trabajar a lugares diferentes.

Escuchar que al esposo de Marisol lo asaltaron con pistola cuando iba a la guardería o a Adriana en un starbucks con una pistola de juguete, pero que no te quieres arriesgar y te quedas con la impotencia de no poder defenderte.

Lo que pasó esta semana no tiene nombre ni palabras. De que nos sirve escuchar que el Gobernador dice que hay que estar unidos, ¿unidos cómo?, de que nos sirve escuchar que "condenan los hechos" "que es una barbarie", que lamentan lo sucedido si no han hecho nada. De que nos sirve que digan que "Hoy mas que nunca hay que trabajar" cuando se supone que si trabajaran ni siquiera sucedería una tragedia. De que nos sirve que venga el Presidente con su gabinete, se vistan de negro y pongan una corona sin chiste (de perdido le hubiéran puesto 53 flores en memoria de cada persona que falleció) y pongan sus caras largas.

¿Saben cuantas mamás, tías, abuelitas, amigas, personas de la tercera edad, embarazadas, hijas e hijos trabajadores, empleados ya no regresaron a sus casas?, ya no contestaron sus celulares, ya no irán al desayuno que tenían cada viernes. ¿Saben cuantos de esas personas se levantaron ese día pensando voy a jugar un ratito y convivir con las amigas en la tarde porque en la noche es mas inseguro. ¿Saben cuantas historias hay como el sr. que le dijo a sus esposa que no le gustaba ese lugar pero como quiera la iba a llevar porque cumplía años las amigas y la llevó solo un ratito.?.

Es muy triste lo que estamos viviendo como sociedad, una sociedad de familias que no estamos preparados para el terrorismo, que no nos acostumbramos a la violencia y que solo queremos vivir en paz y ver crecer a nuestros hijos.

Una oración con mucha fuerza y fé de que todo va a cambiar. Que Diosito bendiga a México y un abrazo muy fuerte a todas las familias.

Que gane el bien, que gane el amor, que gane la unidad, que gane la fé.

viernes, 12 de agosto de 2011

ENGAÑO IMAGINATIVO


Estoy leyendo un libro.....

Si, así es, (aunque usted no lo crea), lo estoy leyendo, voy en la página 42 y por su puesto que lo voy a acabar.
En cuanto comencé a leer de inmediato mi imaginación empezó a volar, recreando toda la escena que describe el autor; me imaginé un lugar de época, mas o menos como en el año 1890 (porque la neta no lo menciona); la nieve, el frío, los árboles, el pueblo, el lugar...todo iba muy bien con mi imaginación concentrada a pesar del volumen del futbol en la tele.
El autor menciona que el protagonista se dirige a la cocina (me la imaginé rústica con una vela en medio de la mesa que hace que la cocina tenga luz), cuando en eso leo la palabra microondas!!!!......!!!
...un segundo después se desmoronó mi escena erroneamente inventada, y me di cuenta que no le agarré la onda al libro.

Volveré a empezar, recreando el mismo mundo pero ahora si actual, ups! :S

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)