sábado, 26 de enero de 2008

MISION IMPOSIBLE







Ahora que mi 'chispagel' esta en cama recuperandose de su operación, por mas que quería ignorar una tarea que siempre ha hecho él y que ahora debería de realizar yo, no pude hacerme de la vista gorda. La tarea consistía en recoger el patio. Esta tarea se escucha simple pero eso implica una responsabilidad y un gran sacrificio para mi: Recoger las "popis" de mi enorme y tierno bordie collie.

Carlos me dijo muy propio: No te preocupes, sus "heces" son firmes. y con esa encomienda me preparé tanto psicológicamente como fisicamente para realizar esa dificil misión.

Yo soy muy asquerosa, cuando veía los programas "Gente con chispas", "El juego de la oca" o "factor miedo" siempre me iba al baño con ganas de "guacarear" o de plano si devolvía el estómago. Total, me vestí de pies a cabeza con ropa que sabía que despues iría directo a la lavadora o a la basura, tan colorida y desconvinada que parecía "arlequin" o cirquera de "Quidam". y entre guantes, cloro desinfectante para mascotas y cubetas de agua, emprendi mi encomienda rumbo a la batalla.

Tenía que enfrentarme a dos enemigos: las 'heces" de aquel y a los saludos exagerados de "ese" osea Lucas.
Mientras mas rápido mejor, pensé, y mientras menos piense mejor.

Al abrir la puerta que conduce a ese "patio de terror" me tardé mas en salir al patio que en lo que me meti de vuelta a la casa asustada, asombrada y con el estómago revuelto, subí a la recámara donde estaba acostado Carlos e indignada le dije: ¡¡¡¡Sabes tu lo que significa "heces" firmes!!!! y por respeto a este blog y a volverme a acordar de lo que tuve que enfrentarme no describiré los hechos.

¡Ni modo!, agarré el toro por los cuernos, sali de inmediato con bolsas en todo el cuerpo, aguanté la respiración y me imaginé muchos kilos tirados de gansitos marinela, de dulces de leche y glorias de linares por donde quiera, claro sin imaginarlos tanto porque luego se me iban a antojar, pero pronto me enfrenté a mi siguente enemigo: mi propio perro. Lucas no dejó de brincarme, acorralarme, empujarme y tirarme. Cabe mencionar que ya esta educado gracias a su escuela LOMONT, que si no, me hubiera encuerado toda. Mi arma secreta era el agua asi que logré deshacerme de mi "mapache degradado" que de inmediato se metió a su casa, no duró mucho adentro cuando volvio atacarme y despues de lidear con su comportamiento empezé a imitarlo: empezé a bailar y a brincar como él. eso lo sacó de onda, se dio cuenta del ridiculo que hace y santo remedio se quedo quieto.

Asi que después de casi 2 horas en un 'pinchurriento" patio 6 x 3, terminé mi misión, cansada y desmadrada por todos lados pero muy satisfecha por lograr hacer las pases con el enemigo y terminamos tan amigos como siempre.

Cuando ya me destinaba a darme un buen y merecido baño, escuché un ruido extraño, como si alguen abriera una bolsa de papitas, me asomé al patio y descubrí que Lucas abrio la bolsa de basura. me traicionó el muy....2@#%&$$!!...y me dejó otra vez el patio sucio.

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

mmmta ni todo el trabajal que te costo... mmm asi son los perros... ellos que saben de limpiar sus heces

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)