miércoles, 2 de enero de 2008

NI TANTO QUE QUEME AL SANTO...


"Boytelas", ¡que tipo!, empezando el año vi esta noticia del señor Jesús Moreno, que llegó a la Tesorería del Estado a las 2:50 horas de el día primero de enero del 2008 para ser el primero y único loco en pagar la tenencia y luego volvió
hacer de las suyas este ciudadano ejemplar cumplido y repitió su hazaña y madrugó a la 1:20 de la madrugada para ser el segundo (ya había llegado el primer loco) en pagar sus impuestos.

Exageró, exageró y exageró como mi mamá cuando nos íbamos de viaje toda mi familia y preparaba nuestras maletas una semana antes, y las cerraba y sellaba hasta el mero dia y mientras te ponías las mismas garras.

Bueno, yo me tarde en pagar el predial por flojera, por el después voy, y la verdad hasta me llegó una carta amenazadora de que me podrían embargar mi casa, cosa que al día siguiente fue lo primero que hice, pero no paso a mayores. Estuvo muy mal de mi parte, no lo volveré hacer, ya que me paguen, será uno de mis pendientes de pagar con todo el dolor de mi corazón, pero no llegar al punto de congelarte toda la noche y que la ciudad se de cuenta que eres el "Hombre precavido que vale por 3". ¡Ya me imagino si el hombre esta casado, yo creo estuvo plantado en la Iglesia 2 días antes, y si no esta casado por algo será.

Esta bien ser muy precavido y previsor pero "Ni tanto que queme al Santo, ni tanto que no lo alumbre", y este señor que me cayo gordo si se pasó de cumplido.

No hay comentarios:

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)