miércoles, 30 de enero de 2008

LANA SUBE, LANA BAJA: NO ES UN BORREGUITO EN UN ELEVADOR



Las pequeñas crisis financieras están a la orden del día cada mes..cada vez es mas dificil estirar el dinero.

Se supone que tengo un buen trabajo estable con un sueldo seguro cada catorcena pero no me alcanza, a veces voy a firmar el recibo de mi pago catorcenal que ya me eché 2 horas antes.

Algo que le aprendí a mi padre es que no me puedo confiar. Él hacía planes con un dinero que ni siquiera tenía pero que le debían. -"Con lo que cobre de los colchones que voy a vender pagamos la colegiatura"-, y a veces esos colchones seguían recargados en la mueblería y el dinero no llegaba, a veces había muy buenas ventas y nos iba muy bien, pero nada era seguro.
Eso es el problema cuando tienes un negocio propio, y la verdad ahora que lo veo era de admirarse que mi papá mantenía solito a una familia de 6, con 3 niñas en colegio y un niño corrido de un colegio, ropa, vacaciones, 2 perros, surtir mercancía etc. Pero para seguridad propia preferí ser una empleadilla que cobra cada 14 días un sueldo seguro pero que sueña con independizarme algún día (claro, cuando me saque la lotería).

Lo mejor de cuando estas en crisis es que valoras hasta el chicle que medio te comiste ayer y que según tu se le acabo el sabor y ahora lo traes todo el día.
Todo tiene valor: los 8 cuadritos del único papel de baño que hay en la casa, los limones del refri medio duros, las salsitas del pollo loco que normalmente dejarías porque te dan muchos, ahora los dosificas y te los comes con tortilla, con pan o con lo que allá y te saben a gloria, y hasta te clavas las servilletas del súper 7.

Lo peor es cuando tienes una comida de mucho compromiso que no puedes faltar y te haces guey con una sopita (que en lo particular como quiera me gusta mucho) y una coca y que como quiera de nada sirve porque dividen la cuenta y te sale el triple de lo que consumiste.

pero la satisfacción mas grande de todo esto es cuando te encuentras 5 o 10 pesos en la esquina de el sofá, lloras de emoción y por arte de magia los estiras hasta donde puedas y hasta haces un mejor uso de ellos cuando normalmente se te irían en chicles.

Cuando tengo dinero y quiero guardar algo así sean 10, 100 o a veces hasta 1000 pesitos los guardo en lugares inusuales según yo para no gastarlos pero cuando los necesito siempre se me olvida donde los guardé y por mas que pienso no logro encontrarlos. Lo mismo pasó cuando vivía con mis papás, una vez escondí tan bien mi diario que lo encontré 4 años después cuando nos cambiamos de casa.
Pero ahora cuando estamos en plena crisis sin pensar siempre encuentro ese dinero. El mes pasado me encontré 1000 pesotes en una carpeta que tenía mucho que no usaba y hace poco buscando la ropa para lavar me encontré adentro de un calcetín muy escondido otros 1000 pesotes, ¡fuimos ricos nuevamente!, claro como todo buen mexicano te lo vuelves a gastar en mensadas pero siempre nos saca del apuro. Esa es una de las ventajas que le veo de ser medio despistada.

Así que ahora pienso hacer una alcancía. si pongo todos los días 10 pesos en la semana tendré 70 pesos y al mes 240 y al año $3880 no es mucho pero te sacan de un apuro. Bueno, eso funcionaría si se me olvida pero como ya tengo la intención, ahí me veré a mediados del mes raspándole nuevamente a la alcancía, haciendo magia con la "morralla" y esperando con ansias la catorcena.

3 comentarios:

Lauris dijo...

mmmm....te entiendo, justo ayer nos pagaron la catorcena y hoy no tendo ni un peso para comprarme unos zapatos que encontre a la increíble promoción de dos pares por 500 pesos.
estoy muy deprimida.....
pero espero que Diosito me los guarde deperdis 1 semana para ir por ellos y comprarlos. :D
despues te cuento si mi operación: compra de zapatos terminó exitosamente.

Chú dijo...

Yolis!! Somos pobrees!!! ¡Ja,ja!! iba leyendo tu texto y me daba mucha risa y pensé que nada más a mí me sucedía esto. ¡Pero nooooo!!! Como dice mi esposito lindo, yo me gato desde dos semanas antes mi catorcena.
Pero bueno he de confesar que ya han venido como dice Yuri "Tiempos mejores", por que antes sí de plano ni pa tortillas ni frijoles, Ahora de perdis huevito con jamón...

Ave Fenice dijo...

ijole, yo hasta ahora he aprendido a ahorrar... tmb he sentido eso de valorar hasta la tapa del pan bimbo cuando no tienes que comer... :)

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)