miércoles, 12 de diciembre de 2007

MIS TRABAJOS "TRABAJOSOS"

El trabajo mas decente y en el que he durado mas, (y vaya que he durado) es el periódico, ya con 10 añotes. Cuando entré ahí lo primero que dije fue que terminando mi segundo año me iba, no sé porqué pensé eso si todavía ni empezaba, yo creo me asustó un poco.

Siempre tuve trabajillos "x", vendi avon entre mis amigas pero al mes me demandaron porque me hize bolas con los pedidos y me faltaba dinero, luego me metí en una caseta telefónica solo los domingos de 11 de la mañana a 11 de la noche y eso de hacer llamadas al extrangero no mas no se me dio.

Luego hize pruebas para GBM (Grupo Bioquímico Mexicano) super de hueva la chamba pero era el puesto de diseñador, despues de hacer pruebas con varios diseñadores, quedé seleccionada y solo faltaba una última entrevista a lo que salí desepcionada ya que el asalariado director que se creía dueño de la empresa me dio un rotundo NO cuando vió en mi expediente que no había acabado la carrera y me dijo de la manera mas déspota que era una empresa internacional y que aunque fui de las mejores no tolerarían mi falta de diplomas y certificados académicos.

Total le seguí buscando y fui a muchas imprentillas "x", en una, el dueño me dijo que yo era demasiado para su empresa y que no me podía pagar lo que él consideraba que yo merecía, salí como pavoreal pero sin un peso en la bolsa.
No sabía computación y le pedí ayuda a Edgar, un amigo en sistemas super desmadroso, desorganizado pero super cuerda en su materia. Me trajo en chinga una noche (no es mucho verdad??) y le puso a mi curriculum que sabía perfecto la MAC, yo me asusté pero me dijo que no había ningun problema y que iba a trabajar con él en KWIK KOPY, ya que daba soporte a las máquinas.

Total, fui a esa imprenta que era la mejor y la mas moderna de Saltillo y de inmediato el Ingeniero López (dueño de medio Saltillo) me dio trabajo. Yo super feliz pero con unos nervios horribles, lo bueno que estaría Edgar conmigo, (aunque éste decía: Ahi vengo y duraba 3 dias sin aparecer) y había mucha gente conocida: estaba Maye, Mónica, Vane y Liz, con esos tenía para alivianarme.

Una vez el Ingeniero me gritó desde su oficina: "Yolis, me pasas la impresora".. yo no tenía ni idea, pensé: la desconecto?, la cargo?, se la entrego?...y sin querer me tropecé con un boton y de inmediato me dijo: 'Gracias Yolis", asi que desde ese momento sabía que con mi creatividad junto con mi amiga "la chiripada" iba a sobrevivir.

Al principio ni siquiera me aprendía el nombre de mi nueva empresa, cuando había una llamada tenías que contestar: "Kwik Kopy buenos días...." A lo que yo decía: " Copy K buenos días" que era el nombre de la competencia porque se me hacían igual.

Mas tarde entraría Sachiko también como diseñadora, después de 9 meses nos llamó la atención otro trabajo y nos valió dejar a KWIK KOPY sin diseñadores y nos salimos el mismo dia. Alejandra y Martín se quedarían en nuestro lugar y nosotras los capacitaríamos.
Nos salimos porque supuestamente nos iban a pagar el doble. Como quiera nos despidieron con una fiesta ya que en realidad éramos muy felices en ese trabajo.

Mala decisión.

En la entrevista de BUBELINOS (Fabrica donde hacen piezas únicas súper hermosas de navidad y las venden en el extranjero), ya nos decían licenciadas y diseñadoras y nos explicaron todo por encimita.

Al llegar el primer día nos dimos cuenta que cometimos un grave error y que nos engañaron.
De llegar súper arregladas a las 7 de la mañana nos metieron un traje blanco de astronauta y teníamos tapado de los pies hasta la cabeza. El lugar era horrible, parecía cárcel de mujeres, las oficinas eran bonitas pero me di cuenta que no trabajaríamos ahí. Nos asignaron un grupo de chavitas que parecían delincuentes y nosotras seríamos sus jefas, tendrían que producir cantidades altas de figuras navideñas en poco tiempo y toda la organización dependía de nosotras. Las viejas nos buscaban pleito, había guardias en todo el área, calentaban la comida en fogatas y yo inocentemente preguntaba por un micro. Te quitaban de la silla donde estabas sentada, no una sino varias monas. Era de mieedo!!, aparte teníamos que hacer la resina, olíamos a cal todo el día y teníamos que saber de física.

Antes de que me encontraran muerta en un baño por alguna amigable compañera, como Molotov: YOFO SAFO!!!. duré sólo 15 días y regrese al mundo real. Sachiko todavía aguantó como 3 meses mas, yo no.

Mi mamá se molestó un poco y mi sabio padre me dio luz verde, me dijo que lo peor es estar en un trabajo que no te gusta y que ni modo, que todos se fueran a CH...a su madre!, incluyendo mi mamá. Y así lo hice pero terminé como al principio: sin nada.

Como me seguía juntando con la gente KWIK, sabían mi feo caso. Alejandra (la nueva diseñadora de Kwik Kopy, recién egresada de la UdeM de Monterrey, llegó un dia a mi casa y me dijo: "Que crees, voy a renunciar, voy a trabajar contigo vendiendo tarjetas". (Pensaba que yo era rica vendiendo mis tarjetas, jajaja pero para nada), le explique que no era un dinero seguro pero no le importó. Le advertí que si ella se salía yo entraba ahora en su lugar porque necesitaba el trabajo. Tampoco le importó, y humildemente regresé hablar con el Ingeniero que con gusto me recibió solo que con menos sueldo y ahora
Alejandra era la que me iba a capacitar siendo que yo la capacité. Acepte entrar bajo esas condiciones y también acepté mi error. Tuve suerte de haber regresado, pero en el fondo yo sabía que venía algo mejor y que KWIK KOPY solo sería un trampolín. Así que me metí de lleno en el trabajo, valorándolo mas y en la noche me iba a casa de Ale hacer tarjetas y
nunca dormía. Las dos cosas las pude hacer pero ya me estaba volviendo loca. Ahora me quedaba con Martín que nos hicimos excelentes amigos, pero era demasiado flojo.

Total, todo valió la pena, después de 6 meses salté al mundo periodístico, un lugar que yo visité cuando estudiaba en la UANE la carrera de diseño gráfico. Me acuerdo perfecto que al darnos el típico recorrido nos dijeron que ahí había una junta de diseñadores y yo quedé sorprendida. El director creativo de aquel entonces no le importó miis diplomas, simplemente me dijo: "Todo mundo puede aprender a usar una máquina pero la creatividad no, así que no te preocupes y bienvenida".

Con el paso del tiempo te olvidas de todo lo que pasaste y te quejas de muchas cosas porque ahora tienes trabajo. No te das cuenta de como está el mundo del desempleado allá afuera. Espero en un tiempo mas ya independizarme y hacer lo que mas me gusta, pero mientras tenga este trabajo y me entre alguna crisis existencial como hoy, trataré de hacer un análisis como éste, para valorar mas el lugar donde estoy sentada. ¡y vaya que lo valoro!

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

ha de ser muy satisfactorio tu trabajo, hacer lo que te gusta, estresarte por algo que sabes que haces bien... hace mucho que no siento eso, pero hago lo que me gusta muy aparte del trabajo, ahora puedo escribir, que es mi pasion.

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)