martes, 18 de diciembre de 2007

COMER EN FAMILIA

Cuando tengo mucho trabajo a veces ni pienso en comer, pero hoy me dije: ¡Si tan solo viviera aqui mi familia!, le hablaría a mi mamá desde mi trabajo para decirle: "Mami, llego en media hora para que me invites a comer". Me entró un poquito la nostalgia y me acordé de los momentos agradables que pasaba con mi familia a la hora de la comida, claro, también había comidas que terminaban en desastre pero los buenos recuerdos son los que se quedan en mi memoria (los malos también pero me hago mensa). La ultima vez que comimos todos juntos y que vivíamos en familia pese a los problemas fue hace como 15 años.

Recuerdo que mi mamá tenía una campanita y la sonaba la 1 de la tarde para hablarnos a comer y nunca le hacíamos caso. Vivíamos en una casa antigüa en el centro de Saltillo que mi mamá la tenía decorada muy padre, a mi me gustaba mucho, ya que había techos altos, un patio central y otro en el fondo que dividía la cosina y la recámara de Guera, la de paty y mía. (Esa recámara estaba mas grande que mi actual casa con todo y patio, incluyendo el patio del vecino de atras).

A veces se escuchaba la campanita que mi papá le choteaba mucho y mi mamá abría la puerta de la cocina para gritarnos:
AHHHH COMEEERRR!!!. Fácil se aventaba como 3 gritos, nosotras le contestabamos igual gritando: YA VAMOOOS!! pero siempre nos entretenía la tele o la dibujada o la peliada como la que casi siempre se agarraba la Guera con Paty, que se peleaban a chongazos y patadas por una blusa y yo era la réferi entre ellas hasta que la telenovela del momento nos volvía a poner tranquilas y mi mamá abría la puerta para decirnos ya molesta:
CON UNA.....ME VAN HACER CASO!!!, Y TU YOLANDA, RECOJE EL COBERTOR QUE ESTÁ TIRADO EN EL PASILLO!!!, a lo que yo contestaba atacada de la risa: NO MAMÁ, ES TORÍN QUE ESTÁ HECHADO....(nuestro perro pastor ingles que estaba enorme).

Y si nosotras no hacíamos caso, Pepe menos!!!, ya no estabamos chicos, teníamos:14, 16, 17 y 18 años.
Me gustaba mucho que ella cosinara muy rico, hacía la entrada, la ensalada, el plato principal y a veces el postre. de repente se emocionaba y había 'La semana del pollo'; nos daba pollo al mole, al aguacate, a la cerveza, prensado etc. y una vez hizo una anaranjada en una olla grande donde hervía el agua ya que no existía el agua embotellada y en vez de azúcar le puso sal (¿a quien se parecerá?)

También recuerdo que Paty, tenía una etapa media mamona que se creía fresa y que si no llevaba cuadernos o zapatos nuevos no iba al colegio y platicaba en la mesa con su: "osea, tipo que yo"...lo que mi papá reprendía de inmediato: -No soporto a las fresitas, ¡Chaparra, tienes prohibido hablar en toda la comida!, a lo que Paty replicaba: -"pero osea, como yo???....."y mi papá nos decía: ¡sáquenla de aqui! y gustosos entre Guera, Pepe y yo la agarrabamos de los brazos y las piernas, mientras Paty gritaba fresiando, la cargabamos y la sacábamos a la calle muertos de la risa...

Lo penoso era cuando invitabamos a una amiga del colegio a comer. Una vez invité a Verónica, yo moría por su primo Alvaro y ella por mi hermano Pepe, mi papá se enteró porque descubrió un recado que se me cayó que decía: Yolanda, ¿Que impresión le causé a tu hermano? y con esas pruebas mi papá interrogó a mi traumada amiga delante de Pepe, y ella terminó llorando, eso si, sin dejar de comer sus alimentos....ni modo!

Ahora todo a cambiado, mi papá ya no está para invitarme mi cafecito que saboreabamos juntos después de la comida o la cena, ya no vamos a escucharlo decir alguna payasada en la mesa o verlo llorar cada Navidad y cada Año Nuevo. Ya cada quien agarró su camino, y aunque si comemos de repente juntos, siempre falta uno o su respectiva pareja.

Cuando me enfermo extraño los calditos tan sabrosos y el cariño con que me apapachaba mi mamá, ahora me enfermo y me empaco unos jugos jumex y unas cuantas galletas marías, y como yo soy la única que vivo aqui, a veces me pesa mas, porque no tenía "mamitis" ni "papitis, tenía 'hermanitis".

Aunque mi adorado Carlos me va a cuidar, como quiera espero a mi mamá para que me apapache despues de mi operación. A lo mejor y como ya no cosina, capaz y me dice: "Olis pasame el telefono para pedirte unos tacos", pero no importa.

UN BESOTE A MI MAMA, OTRO ARRIBA EN EL CIELO, A MIS HERMANOS A CARLOS Y QUE VIVA LA FAMILIA
ando chipi...

_________________________________________________________________

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

chiflada, yo tmb tengo hermanitis...me duelen mas que mis papás... y que risa con tu hermana la fresa wanna be...

Espero que te hayas recuperado bien de esa operacion y a ver cuando me invitas a comer con tu mama saltillo, se me antojo la semana del pollo jajaja

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)