domingo, 13 de abril de 2008

ENGAÑO AUDITIVO


Como tuve una semana media estresante, soportando un calor insoportable y mucho agetreo, siempre es bueno volver a mis raices, asi que decidi pasar el sabado en Saltillo para respirar aire fresco coahuilense y para ver a mis preciosas muñecas Miranda y Natalia y mis hermanas, mientras Carlos estaba trabajando. Sali temprano de mi casa para que me alcanzara el dia y me fui a la cental para tomar ya no el OMNIBUS donde siempre me cambian el nombre sino los COAHUILENSES: ¡Si señor!, que son "exclusivos" para Monterrey, Saltillo, Monclova y Piedras Negras. Esos camiones estan del navo, como puede que te toquen super carcanchas, como puede que te toquen modernos. Al llegar todavía medio modorra y comprar el boleto al azar y poniendo changuitos para que me tocara uno bueno, escuche una sirena muy fuerte, de por si esta ciudad ya esta super insegura con tantas ejecuciones, robos y asesinatos que suceden todos los dias, y aparte no estaba en un lugar muy agradable que digamos, (la central es como estar en la boca del lobo) asi que medio me asusté, luego mientras caminé rumbo a la salida de los camiones, se escuchaba la sirena cada ves mas cerca y mas fuerte y pensé lo peor. ¡De seguro ya se hecharon a un cristiano y yo aqui en medio de todo! -pensé-. Total, me fui por la orillita despacio y cual fue mi sorpresa que era solo un "pinki" carrito de policía donde le pones una moneda y se balancea con un niño arriba, mientras la sirena segúia auyando. ¡¡No manchen!!, neta que si me estresó. ¿¿Porque no ponen un carrito de helados??. Lo bueno despues del sustito psicológico fue que me tocó un COAHUILENSE PLUS pasable y comodo y que al asomarme en la carretera recibi un regalazo de Dios en forma de CORAZON y llegue a Saltillo muriendome de frio pero de muy buen humor.

2 comentarios:

NASH dijo...

Hola, gracias por la visita =)

Alice dijo...

aaahhh Saltillito....

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)