jueves, 3 de abril de 2008

EL SUPER NOCTURNO Y SUS EFECTOS


Ya he confesado antes que no me gusta mucho ir al súper a comprar la despensa, no es por floja pero desde que estaba muy chica siempre la he hecho, así que no es algo que disfrute hacer y mucho menos cuando Carlos y yo vamos ya cansados en la noche después de un largo día de trabajo, pero no nos queda de otra, ya que hacerlo a las 7 de la mañana, mejor prefiero dormir un poco mas y en fin de semana esta hasta el chongo de gente.

Hace unos meses fuimos al HEB que esta por mi casa como aquello de las 10 de la noche. Nos tardamos mas de una hora en llenar con lo mas indispensable el carrito. Toda esa hora incluía hacer fila para el jamón, escoger la fruta, buscar el pollo, la comida de los perros etc, etc. Yo traía en mi poder el carrito (de perdida ese si manejo) y al llegar a la caja me di cuenta que en mi carrito había pañales, leche, galletas, una pelota y comida muy diferente a la que consumimos.

No se cuanto tiempo llevaba con ese carrito y ni a que horas fue el trueque. Carlos andaba entre cansado, de genio y de muy poco humor. Cuando él llegó y puso el ultimo artículo en la fila de la caja, se dio cuenta del carrito que secuestre y me puso una cara de que casi me la quería rayar. -¡Nombre, no te apures, ahorita aparece nuestro carrito!-le dije tranquila y nerviosa- lo busqué y efectivamente lo encontré en un pasillo olvidado y lo pude recuperar pero en verdad me quede preocupada en pensar en el pobre o la pobre de la señora que le volé su carrito sin querer y que tenía que empezar de cero. No me justifiqué con Carlos, para que me andan llevando al súper tan noche, ¿no?. Asi que hoy volvemos a las andadas de ir al súper nocturno y creo que por esta vez le cedo el carrito a mi marido.

4 comentarios:

Venecia de Septiembre dijo...

Aaaay! me gusta tu blog!

Alice dijo...

jajaja de perdis te diste cuenta antes de pagar!

Alex dijo...

Jajjajajajajajajajajaja!

Esa mi Yola-Burbuja!, ajjajajajaja!
Así o más despistada.

¡Eres única y original!

AM

Ave Fenice dijo...

jaaajajajaj no me puedo dejar de reir... hasta cuando llego a mi casa solo de acordarme de tus historias me ataco de la risa... :D

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)