lunes, 12 de mayo de 2008

CONVERSANDO CON YOL


En estos días me fui a platicar con alguien que me entiende perfectamente y estoy segura que es la amiga que necesito en estos momentos. Yol sabe lo que tiene mi corazón, sabe si estoy bien o si trato de estar bien, es la única que no puedo engañar, es la única que siente lo que yo siento y algunas veces se desespera conmigo y me jala las orejas.

Le invité un café doble porqué sabía que no se negaría y platicando con ella, me dijo que no podía hacer mucho por mi, pero que si quería me escuchaba con la condición de que fuera muy abierta, sin tabues, sin rodeos y me propuso que dejara mi alma en la mesa. Batallé "Cantinfleando" un poco, pero según yo así lo hice. Me miró riendose de mi y me respondió:

-Mira pinche Yolanda, (porque así me habla cuando se desespera conmigo), te voy a decir algo: Siempre la gente tiene una perspectiva diferente de uno, te ven como eres, o como quieres que te vean o como en realidad eres-,

-Yol, eso no lo sé pero no me importa -le dije-.

-Claro, no te importa porque siempre quieres estar bien, aunque no lo estés, pero sabes, no eres la única. Todos, absolutamente todos los que llenamos este planeta, tenemos una cajita muy adentro del corazón con la ventanita media abierta y por lo mismo, de repente se sale alguna inquietud, alguna duda o pregunta existencial, alguna mortificación, algún recuerdo pero no queremos que se salga y ese corazón necesita respirar, necesita limpieza, necesita sacar cosas que ya no caben y que no necesitamos, y cuando lo tengamos ordenado y limpio y le demos un poco de mantenimiento se vera tranquilo y hermoso y solo estará guardado lo que tiene que estar, la basura la sacamos y lo mas delicado lo sacudimos con cuidado y lo ponemos en la vitrina transparente que esta en medio de tu corazón, solo asi te sentiras bien.

-Ah loca, andas profunda, deberías de haber sido psicóloga-le insistí-

-Solo te puedo decir que no te voy a dejar y que tenemos que seguir adelante. ¿Te animas a limpiarlo?.

Lloré un poco pero al final así lo hicimos y al terminar solo me sonrió y me dijo:

-bueno, ya se hace tarde, me llevo otro café y vamonos antes de que Carlos piense que estamos locas.

Y tu ¿ya limpiaste tu corazón?

4 comentarios:

NSH dijo...

:) si! precisamente hoy en la ma&ana.
saludos
nash

Martiux dijo...

Es muy buen ejercicio de higiéne espiritual y mental porque si no se hace vamos cargando en nuestros hombros tantas cosas que no nos sirven y solo nos pesan y no nos dejan vivir. Yo también tengo que hacer limpieza, tengo mucho que tirar.


besos bruselianos.

Crossty dijo...

Necesito limpiar mi corazón… esta entrada me ha llegado en un momento que estoy un poco desanimada, y puede que aproveche que esta noche estoy sola en casa para sacar todo eso que esta dentro de mi y me hace daño… si los sueños son “basura mental” estos sentimientos son “basura del corazón” si dejas que se te acumule notas como te aprieta…

Ave Fenice dijo...

yo quiero sacar de mi corazon muchas cosas, como le hago sin llorar ni herir a nadie?

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)