viernes, 5 de mayo de 2017

SEAMOS NIÑOS SIEMPRE

Cuando yo era niña, pese a que tenía muchos problemas familiares, disfrutaba muchísimo la compañía de mis hermanos y de mis amigos vecinos de la cuadra; nos divertíamos de día y de noche y todos los días salíamos a jugar. Nuestra única obligación era hacer tarea, jugar, jugar y jugar. Luego vas creciendo y te das cuenta que poco a poco te vas llenando de responsabilidades: primero recoger tu plato, tender tu cama, luego exámenes finales, trabajos en equipo, ir a trabajar a la mueblería de tu papá los domingos, luego graduarte y pensar que estudiar para luego estar en un trabajo y empezar a pagar cosas, y si te casas y tienes hijos síguele con la listota. Pero en el fondo y no tan en el fondo seguimos siendo esos niños con la misma personalidad pero menos tímidos, seguimos teniendo ese sentimiento en alguna circunstancia que queremos gritar ¡Quiero a mi mamá!, queremos aventar la toalla y simplemente correr y decir: ¡Un, dos, tres, por todos mis amigos!, y quieres declararle la guerra en contra de tu peor enemigo que es....alguna persona incómoda como tu jefe.  A veces te puede pasar por la mente, ¿y si hoy me quedo en la cama y me hago la enferma como cuando no quería ir al colegio?, ¿y si hoy no pago y digo que no tengo que pasa?. Pero ese niño está adentro y a veces solo quiere jugar.

Después de esta profunda introducció"Yolandezca", puedo decir que me encantan los niños, me encanta lo que piensan y como se comportan, claro, mientras no estén chiflados.

Ayer fui a una plaza comercial con Domy porque tenía que hacer depósitos y pagar los servicios. Domy me preguntó que porqué se tenían que pagar tantas cosas y le explique que si no se pagaban dejábamos de tener luz, agua, casa, etc y solo me dijo súper emocionada: ¡Yo lo pago mami, yo hago todo!, así que metió la tarjeta al cajero, puso claves, pagó en los cajeros cada servicio y al final me dijo: ¡Que divertido mami, quiero hacerlo siempre!.  

¡Eso es ser niño, y me encanta!

Así que aunque ya paso el día del niño dejo unas fotos de Domy para cuando ella sea grande y lo vea, de todo lo maravilloso que es ser niño.

Felicidades a mi niña, al niño Carlos y a la niña Yol para que nos recuerde siempre que si queremos resbalarnos en este juego de la vida, nos riamos al caer y nos levantemos siempre con una sonrisa.


Hace pucheros

Toma limonada con 5 popotes para terminar rápido

Le gusta jugar a las escondidas

Le encanta mojarse

Es muy creativa

Tiene magia

Todo le sorprende

Le encanta maquillarse

Tomar el té (o café) con mamá

Inventa juegos como estar en un mundo de cactus gigantes

Se molesta

Es fashionista (la sudadera se la puso de falda)

Le encantan los peluches y siempre duerme y viaja con uno

Imita a su artista del momento (SíA)

Brinca como chapulín en todas partes

Pasea con su amiga Lulu-Paty-Lu

Se divierte con sus primas

Juega por horas

Enfrenta obstáculos

Contagia a mamá

Y también a papá

Y volvemos hacer niñas

¡Felicidades Domy!, no crezcas tan rápido







No hay comentarios:

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)