viernes, 6 de febrero de 2015

EL LIBRO DE TANIS + AMISTAD


Un fin de semana leyendo el libro de Tanis mientras Domy juega


Para mi escribir un libro es el mejor regalo que te puedes dar a ti y a tus seres amados. La mejor herencia. Yo lo único que haré algún día será imprimir este blog y engargolarlo para regalarselo a Domy y lo pueda leer cuando crezca. 

Recuerdo que un día le dije a mi papá que debía escribir sus memorias ya que tenía mucho que contar y nosotros mucho que aprender. No lo logró porque partió antes. Dos días después de quefalleció fuimos por sus cosas y encontré una hoja de cuaderno en blanco con su letra marcada con pluma, como si se hubiera apoyado ahí para escribir, y en la escasa luz que había en su habitación e intenté leer remarcándolo con lápiz. Llegué a la conclusión de que sí se había decidido a escribir. La hoja original que iba antes de esta nunca la encontré. Me hubiera encantado leer sobre su vida y que a través de sus líneas nos contara cosas que ya nunca sabremos...

--------------------------------

Sabía que Tanis estaba escribiendo un libro. Estaba en ese proceso de edición e impresión. ¡Que chido¡ ¡lo logró! -pensé-  Recordaba que hace ya algunos años atrás ella me había dicho  que quería escribir su propia historia. 

De repente (porque así sucedió) me pidió que le hiciera un prólogo. ¿Un prólogo?, ( no entendí muy bien que era lo que me pedía).–Si, quiero que escribas un prólogo. Pásame tu dirección, mañana te llega por paquetería un ejemplar de mi libro al periódico–). Ella en Guadalajara, yo aquí en Monterrey. ¿Cómo chingados se hace un prólogo?. Empece a investigar ya que lo único que sabía era que va al principio de la lectura de un libro pero nada más. Si, ignorante soy, lo sé. Así que chequé primero en internet y luego miré fijamente en mi cuarto los pocos libros que tengo en mi angosto buró café que tenía meses ignorando. 

En cuestión de literatura soy una capirotada bipolar: Poseo lectura religiosa como “Tengo varios nombres pero sigo siendo María”,  reflexivos como "La Cabaña",  históricos como "Los Hornos de Hitler", de lectura simple como "Cuando Dios Era un Conejo", hasta lectura erótica y romántica como "50 Sombras de Grey" (¡¡¡siii soy fan!!! y la trilogía me la aventé en una semana ) hasta el de "Cindy La Regia" que ni pude leer porque Domy me lo deshojó cuando era bebe. Casi tooodos los libros me los han regalado

Bien, la tarea es fácil y sobre todo muy placentera: leer el libro de mi amiga y comentar sobre él, aunque sigue siendo una presión fuerte para mí porque no seré la única, hay dos personas más que también lo escribiran. 

Para mi Tanis escribe muy padre en sus relatos, yo solo cuento anécdotas a veces graciosas y otras melancólicas de mi vida en mi querido y abandonado blog. Ella si sabe escribir y sabe como plasmar su sentir. 

Empece a leer la misma noche en que me llegó y en pausas los siguientes dos días y no me tardé mucho en terminarlo. Es un libro de lectura bien digerida pero a la vez pausada; ¿cómo que pausada? así la llamo yo cuando al terminar uno de los textos me encuentro pensativa o reflexiva y se me quedan todavía las palabras en mi cerebro; es como cuando terminas de ver una película y quieres ver los crédito y ya te están sacando del cine y tu aún tienes mucho que pensar sobre ella y la quieres comentar  antes de salir. No quieres cambiarle todavía a la siguiente página pero quieres saber que historia sigue. 

Mas que leerlo lo sentí, y alguno lo volví a recordar y otros los disfrute con una sonrisa. Reflexioné, me identifiqué, me emocioné, me conmoví. Mi Tanis  plena. Mi Tanis nostálgica, Mi Tanis Ave Fénix, Mi Tanis Feliz. 

A Tanis la conocí por medio de mi blog, creo que fue en el año 2008. Ella comentaba mis post y yo los de ella en un blog que tenía y se llamaba Ave Fénix. En ese entonces era solo ella y su niña Tanis Sophie. Ahora es ella, Gustavo su marido y su manada de princesas: 3 en total Ave y Eli. (no sé si a ella le agrade la palabra princesa).  

Cuando nos conocimos primero en los blog (bendita tecnología) ya nos conocíamos a fondo. Gracias a nuestros relatos sabíamos cómo nos encontrábamos y que teníamos en el interior y los costales que cargaba cada una en su vida. En persona la química fue de inmediato y los cafesitos se hicieron frecuente. No había pláticas banales, no existían los YO y YO ni las pláticas huecas, las dos filosofábamos y profundizabamos temas. A veces nos íbamos de un mundo terrenal a uno imaginario para volver a aterrizar con anhelos y sueños. Las dos sin poses, al natural, sin pretensiones ni querer quedar bien una con la otra, así tal cual somos. A veces pendejeabamos, ¿porqué no?, caminábamos o andábamos en bici en Fundidora pero también nos tocó llorar y echar madres. 

Luego partió a su destino sin pensarlo dos veces. Simplemente confió y ganó. El Ave se fue para volver a resurgir. Guadalajara le abrió sus brazos como si siempre la estuviera esperando y por fin la pudo abrazar.

Aún no sé si fue el destino, la casualidad o algo que teníamos que aprender juntas y por eso nos juntamos en el camino. Las dos con nuestros enormes sueños y tratando de entender como es la vida. En este hoy todo se cumplió y como dice en su libro hay mucho que agradecer a Dios, a la vida, a la amistad, y aquí seguimos lejos pero juntas en pensamiento y cariño. 

Es un honor y más un orgullo leer y mejor aún conocer a la autora de este libro que recomiendo leas desde adentro. Un libro neta, sin tabus, al chile, libre en pensamiento y corazón, es el libro de Tania Gabriela Balleza Tahuil, Tanis pa’ los cuates.

Te quiero amiga



Tanis en su visita relámpago a Monterrey en la Lucha Taquería Enero 2015



1 comentario:

Anónimo dijo...

Dónde se puede comprar el libro de Tania? Gracias

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)