lunes, 24 de febrero de 2014

RE BUENA PARA CUIDAR!


Una vez me pidió una compañera de trabajo que cuidara un momento a sus  hijos de 7 años que estaban en su camioneta en el estacionamiento del trabajo mientras ella hacía un trámite; yo acepté gustosa y me dirigí a la camioneta para cuidarlos un ratito. En cuanto me subí saludé a los cuates (niño y niña) que estaban viendo una película. Yo toda amena tratando de ser amable, empece hacerles plática cuando en eso me dice la niña tajantemente apuntando la tele: "Nos permites, estamos viendo una película". Asi que me quedé callada esperando que me rescatara la mamá para darle el informe de que sus "pequeños" ya se podían defender solos.

Luego en otra ocasión, estaba yo en la calle cuando me topé con un viejito que me pidió que lo ayudara a cruzar la calle y llevarlo a la puerta de su casa que estaba a la siguiente cuadra; yo gustosa acepté y lo tomé de la mano. El clima era muy frió y me preguntaba si el viejito vivía solo o con familia y que hacía en la calle, porque no llevaba algún paquete o bolsa con mandado, así que le empece hacer plática, cuando el viejito me respondió interrumpiendo mi pregunta: "Usted solo limítese a llevarme", Ukelaaa! otra vez (jajaja me dio risa) así que lo llevé en silencio a una casa antigua y cuando toqué a la puerta salió una viejita echando madres y diciendo: "¡¡¡Otra vez te saliste, pues que no entiendes@#%!!!…", sin ni siquiera darme las gracias y me cerró la puerta en la cara.

con esto aprendí que calladita, (aunque tenga cara de ¿what?) me veo más bonita y si alguien me vuelve a pedir un favor, de mi boca no saldrá ni un hola!.

1 comentario:

Lau dijo...

jajajajaj ay comadre!!!!! yo si me hibiera enojado con el viejillo, ni las gracias!!! uf! en fin, de los chamacos lo puedo entender porque los niños son francotes, en fin, no quedò en ti ;)

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)