UN DÍA COMO HOY, DICE EL FACE...


Todos los días nos llega un recordatorio de facebook de que un día como hoy de todos los años que llevas metido ahí, te la pasaste increíble, cenaste con amigos, festejaste, viajaste, te enviaron un mensaje bonito o estuviste encerrada en el trabajo. A veces comparas y ves que este año estuvo más aburrido que el anterior o viceversa, o si de plano no tienes recuerdos que no subiste, creo que te hace sentir un poco mejor porque no estuviste al pendiente de las redes.

Pues bien, ayer me llegó un mensaje de hace 5 años de mi amiga Gaby, en el cual me decía que le faltaba poco para que naciera su bebé y me compartía su emoción, al igual que la alegría de sus gemelitas. 

A veces sin querer el face puede ser tan insensible, anti personal y cruel. Te abre las heridas y te hace ver de un sopetón que la vida puede cambiar; pero también te hace pensar que solo tienes un día que es el que cuenta y tienes que hacer que valga la pena.

Hoy se cumplen ya 4 años de que Gaby ya no está con nosotros. En ese recuerdo tan maravilloso y feliz que estaba viviendo ella y me estaba compartiendo, nunca nos esperamos y menos ella se esperó que meses después, ya que nació perfectamente hermosa y sana su bebé, estuviera avanzadamente enferma. Al año siguiente, un día como hoy 17 de mayo del 2014, en su mero aniversario de bodas dejó de existir, y así de rápido se fueron sus sueños, el cuidado de sus hijas, sus planes, su día a día..... su vida.

Hoy la recuerdo con mucho amor, pero la verdad me sigue dando mucha tristeza y nostalgia su partida. El nudo en la garganta no se va. Su último post en su muro fue describir sus 24 maravillosas horas que tiene el día y como las asimilaba y disfrutaba. 

Hay que hacer que valga tu día y no dar nada por sentado.

Al final yo me quedo con algo de su último mensaje que dice: "La vida si nos va bien nos dura sólo 24 horas, porque mañana sólo Dios sabe que pasará. Ahora me pregunto al despertar: Y hoy, ¿en qué voy a gastar mis maravillosas 24 horas?....les aseguro que de cada minuto y hora pueden salir muchos altibajos, pero la diferencia de antes a ahora es que finalmente encuentro, o yo misma creo momentos de serenidad, amor y alegría"...

Le doy gracias a Gaby por recordarme que la vida es hoy, es este momento. Tendremos días buenos y días malos que a veces ya queremos que se acaben, pero aún así depende de nosotros hacerlos que valgan la pena; no depende del amigo, no depende del esposo, no depende de la familia, no depende las situaciones, ni del estrés ni de la rutina, si no sólo de nosotros, porque despertar y abrir los ojos ya es una increíble oportunidad.

Beso hasta el cielo….






Comentarios

Vice Common ha dicho que…
Muchas veces una situación así puede ser igualmente hermosa. Lamento mucho lo de Gaby.
La verdad es que sus palabras dieron una gran enseñanza: Saber valorar todo el tiempo que tenemos. ¿Cómo hacerlo? Simplemente disfrutar cada segundo que pasa.
Mucha suerte.

Entradas populares de este blog

BUENA SUERTE, SORTEO TEC

ALTAR DE MUERTOS

ENGAÑÉ A MI ESPOSO