sábado, 6 de octubre de 2012

FLANS

Hoy hace 27 años me encontraba muy aburrida viendo el programa Siempre en Domingo en el cuarto de mis papás; recuerdo que ya me había metido de jugar con mis hermanas y vecinas. Yo estaba en la delgada línea roja en la que ya no era una niña pero tampoco era una puberta.  

Recuerdo que me asomé a la ventana del cuarto de ellos que daba al patio porque mi papá me estaba gritando para que le bajara algo; eran como las 6 de la tarde y aunque empezaba octubre aún no atardecía. Esa hora se sentía medio extraña porque me daban como mariposas en el estómago pensar que se acababa el domingo y que aún no había terminado la tarea ni estaba preparada para el lunes de colegio que ya estaba a la vuelta de la esquina, cuando en eso, escucho al Raúl Velasco presentar con su rebuscada y ridícula conducción a un nuevo grupo musical.



Recuerdo que mis ojitos se emocionaron al ver a tres chavas con los pelos parados, mayas y costal de papas con cinturones a las caderas y en mis adentros que en aquel entonces no sabía nada de MTV y no tenía cable ni ninguna influencia ni conocimiento de la música en inglés, y que en mi pequeño entorno Coahuilense solo escuchaba la única estación FM con nombre nada original (Stereo Saltillo) y que no salía de las canciones que le gustaban a mi papá como Maricela y las mismas de Daniela Romo, Luis Miguel y los (a huevo) timbiriches me dije: ¡De aquí soy!.

Así es, me volví "flanera" desde aquel día; ya ni pelé a mi papá (lo cual me costó una buena regañada) y me puse a ver el "novedoso e inovador" video de flans. A partir de ese momento las seguí en video éxitos (con  Gloria Calzada que aún se conserva en alcohol y botox ) y recuerdo que hasta tenía poster pegados en mi cuarto y unos converse color gris ratón de la marca flans; además yo creo que ya pintaba para diseñadora porque me encantaban los diseños de los discos que para esa época eran fuera de lo común.




Años después yo ya estaba en segundo de secundaria y en la fiesta de fin de curso del Colegio teníamos que hacerles una despedida a las de tercero; recuerdo que me junté con mi vecina Lety que también estaba conmigo en el colegio y con Esperanza (Pera para los cuates) y me iba a casa de esta última a ensayar para bailar la canción "Hoy por ti, mañana por mi".


En esa época éramos super austeras en todo sentido; yo soñaba con una grabadora que nunca me compraron y tener un casette tampoco era opción, así que recuerdo que nos salíamos a la calle con 5 centavos y hablábamos a un teléfono público a nuestra estación favorita de Stereo Saltillo a un programa de complacencias para pedir la canción, luego nos íbamos corriendo a casa de Pera y encendíamos la radio para esperar a que nos pelaran y  mientras teníamos puesta la grabadora de Lety con el dedo listo en play cuando por fin después de que el locutor (que por cierto era nuestro maestro de civil en el colegio) dijera que había una promoción en las famosas MMPizzas y repetía que estaba ubicadas en nuestro querido y único paso a desnivel por fin puso la canción y pudimos grabarla con todo y comercial y ensayar los pasos para el Festival, que no nos fue del todo bien; ya que en los pasos originales teníamos que dar muchas vueltas y luego agarrar el ritmo de la música y chocábamos unas con otras antes de recuperar el ritmo.

En el día del niño del siguiente año nos fue mejor, ya teníamos vestuario y yo imitaba la más alta, (osea Mimí) y hasta me puse una peluca rizada y larga como chongo. En esa ocasión fue en el patio principal y desde kinder  hasta secundaria estaban presente. Esa vez arrasamos con la canción "tímido" y nos fue súper bien porque a mitad de la canción sacamos unos dulces que estaban muy ocultos en nuestras ropas y aventamos a todas las niñas lo cual provocamos los gritos de todas ellas y de una que otra monja. Después de ahí me acuerdo que me decían que era bailarina y hasta en los chismógrafos me ponían que les gustaba mi look y mis "coreografías". 

El tiempo pasó y yo ya estaba en 1ero de prepa y las flans iría a visitar tierras Saltillenses por segunda ocasión; la primera no me dejaron, la segunda preferí ir a una fiesta donde estaba el niño que me gustaba, así que me lo perdí y no fue sino hasta el 1999 que vinieron a Monterrey, o sea después de 14 años de aquella primera vez que las vi. Yo ya estaba bastante grandecita, ya vivía independiente, ya no le pedía permiso a nadie y ya me podía pagar mi boleto y tenía por fin una grabadora de cds en mi depa. La verdad me la debía yo misma, a si que fui con un número grande de amigas y seguidoras ocultas flaneras, porque nadie sabíamos de nuestros gustos hasta que se reencontraron las flans, y con eso único concierto que me tocó vivir quedé mas que satisfecha.

El grupo duró de 1985 a 1990 y regresaron en ese 1999 para volverse a ir y espero que ya no regresen y así esta mejor, que se queden en mis recuerdos como lo que fueron; un grupo ochentero que marcó parte de mi infancia - adolesencia y que duró lo que tenía que durar para yo disfrutarlo lo tenía que disfrutar.

3 comentarios:

Implicada dijo...

Ay comadre... andamos en las mismas, hoy me tomó las nostalgia y me pusé a ver videos en youtube de flans, jejejeje

andamos por las mismas edades supongo

Irma Espino dijo...

jajajajajaja
a mi me gustaba flans tmb
aunque no fueron de mi epoca..AMABA LA DE "NO CONTROLES"!
i sweeeeeeeeear jajjaa

Anónimo dijo...

Sigue escribiendo tu bolg es super divertido. Saludos

las cabeceras (¿asi se llaman?)

las cabeceras (¿asi se llaman?)